La tensión entre el Gobierno británico liderado por Boris Johnson y la radiotelevisión pública BBC sigue en aumento, semanas después del planteamiento de medidas que despenalicen el impago de la tasa anual de 154,50 libras. El Primer Ministro británico ha planteado incluso la derrogación de dicho pago, pero parece que los planes actuales van más en la dirección de unas medidas que acabaran siendo un duro golpe para la financiación de este servicio público.

El Financial Times informa que el Gobierno va a plantear una consulta sobre despenalizar el impago de dicha tasa, desoyendo las recomendaciones de David Perry GQ como evaluador independiente en un estudio de hace 5 años donde calificaba el sistema actual como «justo y proporcionado», además de ofrecer «buen valor por el dinero invertido».

La BBC advierte que esta despenalización puede ser un duro golpe para su presupuesto destinado a la producción original de contenido, es decir, pondría en peligro la financiación de producciones de éxito internacional como la reciente revisión de Dracula o la adaptación de La Materia Oscura (por mencionar dos ejemplos recientes). La radiotelevisión pública habla de que esa parte del presupuesto destinada a dicho contenido se vería reducida en 200 millones de libras (unos 260 millones de dólares) en caso de aplicarse la despenalización. La cadena está dispuesta a poner de su parte para otra evaluación independiente, a pesar de que la evaluación realizada por David Perry GQ ya resultaba concluyente.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments