A pesar de la percepción normalmente negativa que suele recibir Adam Sandler, es prácticamente consenso que su interpretación en Embriagado de amor es de los mejores trabajos de su carrera. El actor salió de su habitual terreno de la comedia mainstream para colaborar con Paul Thomas Anderson, uno de los mejores cineastas independientes, a pesar de que él mismo se veía incapaz de estar a la altura de su genio.

Sandman no era el único que tenía dudas al respecto. JoAnne Sellar, productora de la película y otros trabajos de Anderson, no comprendía que veía el director en el popular cómico protagonista de comedias como Terminagolf o Un papá genial.

Después de ‘Magnolia’ [Paul] quería hacer una película realmente corta. Eso es lo primero que le recuerdo decirme. Pero sí, la escribió para Sandler. Era un gran fan de Sandler, y yo estaba perpleja. Por aquel entonces no entendía a qué venía tanto alboroto con Adam Sandler. Quiero decir, las cosas en ‘Saturday Night Live’ sí, pero las películas que Adam había hecho no eran para mí.

Como persona británica, no entendí realmente ese humor. Pero Paul me seguía diciendo ‘Oh Dios mío, ¡es tan genial!’. Y me hizo cambiar completamente mi opinión sobre Adam.

Pero al final PTA tenía razón y Sandler recibió múltiples elogios por su trabajo en la película.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments