No cabe duda de que Luca Guadagnino cogió su oportunidad con el remake de Suspiria para hacer algo completamente diferente. Hasta el propio Dario Argento no terminaba de ver el parecido con su versión de 1977. Pero eso no era lo único que el director italiano tenía en mente.

En una reciente entrevista, Guadagnino se sincera ante las (inexistentes) posibilidades de que su plan original se cumpla: una secuela más ambiciosa y más extendida en el tiempo. Pero sabe perfectamente por qué no va a poder ser posible.

¿Cómo? ¿Cómo, cariño? La película no hizo absolutamente nada. Fue un desastre en taquilla. Sé que a la gente le está gustando cada vez más ahora. Me encantó hacer esa película. Le tengo mucho cariño. Pero el guionista David Kajganich y yo la concebimos como la primera mitad de una historia mucho más grande.

¿En qué iba a consistir esa segunda parte? Que lo explique el mismo director, porque de verdad que es para verlo.

Las secuelas son una actitud del alma. Quieres hacer cosas porque quieres pasar tiempo con gente que quieres, los actores que te encantan, los guionistas que te encantan… con ‘Suspiria’ puedo decir que, en la parte dos, la historia estaba repartida en cinco espacios y zonas temporales diferentes. Uno de ellos iba a ser Helena Markos siendo una charlatana en el año 1200 en Escocia, y cómo logro el secreto de la inmortalidad.

A ver qué hacía Thom Yorke con eso.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments