Werner Herzog es toda una leyenda del cine mundial y uno de los mayores exponenttes del cine europeo, desde su labor en ambiciosas y extravagantes producciones como Aguirre, la cólera de Dios o Fitzcarraldo hasta una impresonante colección de documentales que sigue agrandándose hoy día. Por eso sorprende con sus esporádicas apariciones como actor en producciones como Jack Reacher o la popular The Mandalorian, haciendo de villano.

Pero lo que más sorprende de Herzog, que siempre se ha mostrado alérgico a todo lo relacionado con el sistema de Hollywood y el cine grande ultraprocesado, es que, además de figurar en The Mandalorian, es un fan abosluto de Baby Yoda. Aunque más concretamente del animatrónico que crearon para rodar la serie. En cierto punto consideraron descartar el muñeco y fue el propio Herzog el que les disuadió de esa idea y que serían unos necios de no aprovechar esa criatura.

En una reciente entrevista, donde presentó su último largometraje Family Romance, LLC, el cineasta germano se volvió a deshacer en elogios sobre Baby Yoda.

Está maravillosamente creado y esculpido, y es un dispositivo mecánico que es un inmenso logro para el cine. Puedes verlo con tus propios ojos, y puedes tocarlo. Por eso les dije ‘No intentéis retroceder, tener un plan B, y rodarlo ahora en un remake digital de lo que ya tenéis grabado en la lata. Es tan maravilloso. No puedes deshacerlo. No seáis cobardes. Sois unos pioneros’.

Uno podría sospechar de estas palabras por su involucración en la serie, pero con Herzog siempre hay palabras genuinas.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments