Tras la compra de Fox por parte de Disney, estábamos a la espera de cuántas de sus propiedades intelectuales iban a ser renovadas y actualizadas para los tiempos actuales. Una de las primeras en caer es Sólo en casa, el éxito familiar de comienzos de los noventa que convirtió en una estrella a Macaulay Culkin y permitió a Joe Pesci ganar un Oscar (lo ganó por Uno de los nuestros, pero ya nos entendéis).

Sin embargo, uno se cuestiona la verdadera necesidad de hacer un remake o reboot de algo como Sólo en casa. Entre los que lo ponen en duda está Chris Columbus, director de la cinta original así como de otros clásicos como Señora Doubtfire o las primeras pelis de Harry Potter (y productor de las pelis de Robert Eggers, ojo). El cineasta habla claro sobre esta idea.

En lo que a mí respecta, es una pérdida de tiempo. ¿Qué sentido tiene? Soy un firme creyente de que no haces remakes de películas que tienen la longevidad de ‘Sólo en casa’. No vas a encerrar la magia en una botella de nuevo. No va a suceder. Así que, ¿por qué hacerlo?

Es cómo hacer una versión pintada con números de una película animada de Disney, una versión en acción real de aquello. ¿Qué sentido tiene? Ya se ha hecho. Haz tu propia cosa. Incluso aunque falles miserablemente, al menos has intentado hacer algo original.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments