Este pasado fin de semana nos quedamos en shock con la inesperada muerte de Sean Connery, el legendario actor de grandes películas como El nombre de las rosa, Los Intocables de Eliott Ness o La caza del octubre rojo, además de la primera tanda de películas de James Bond.

No han faltado las sentidas despedidas de una industria cinematográfica que, más tarde o más temprano, ha acabado cruzando caminos profesiones con él. Entre ellos, cómo no, tenía que estar Michael Bay, que trabajó con el actor escocés en su segunda película, La Roca, y le consolidó como uno de los directores de acción de referencia.

No obstante, no fue del todo fácil hacer La Roca. Como ha recordado Bay en su despedida de Connery, fue el actor el que hizo posible terminar la película que hoy día es un clásico de acción de los noventa.

‘La Roca’. Persecución en coche: Sean conduce y yo estoy solo rodándole. Él pisa el freno; mi cabeza se acerca a la ventana. Me dice ‘¿Estás bien?’. Yo respondo ‘No, los tipos de Disney están aquí pateándome el culo por alargarme dos días de más del rodaje’. Sean, con esa mirada astuta me dice ‘¿Quieres que te ayude?’.

Corte a: Comiendo con los ejecutivos de Disney en una aula para niños de tercer curso, sentados en mesas y sillas pequeñas. Parecemos gigantes. Yo anuncio que al señor Connery le gustaría hacer una visita y saludar. Sean entra y se sienta enfrente de los ejecutivos que están con la boca abierta.

Al estilo clásico de Sean Connery, expresa con su acento escocés ‘Este muchacho está haciendo un buen trabajo. ¡Vosotros estáis viviendo en vuestras putas torres de marfil de Disney y nosotros necesitamos más dinero!’. Sin esperar demasiado, respondieron ‘Vale, ¿cuánto más?’.

Mito y leyenda.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments