Gran perdida la que se notifico en la tarde de ayer. Según ha podido saber el New York Times a través de su hijo, el actor cómico Charles Grodin falleció ayer a causa de un cáncer en la médula ósea. El actor de Pittsburgh, Pensilvania, tenía 86 años.

Grodin desarrolló su carrera como actor principalmente en el terreno de la comedia, mostrando una habilidad innata para mostrar personajes divertidamente neuróticos, con una gesticulación bien controlada y buen ritmo para soltar líneas chistosas. Sus comienzos fueron en la televisión, aunque luego tuvo unos cuantos papeles cinematográficos donde desplegó su talento como actor de carácter, incluyendo un rol secundario en La semilla del diablo.

Su primera gran oportunidad fue con El rompecorazones, el segundo film como directora de Elaine May, donde hace un perfecto cretino que es desternillante y divertido de seguir, haciendo también un interesante paralelismo con El graduado. Otro de sus grandes lucimientos en los setenta vino en el film El cielo puede esperar, de Warren Beaty y también escrito por May.

No obstante, los roles por los que más será recordado son, por un lado, su mano a mano con Robert De Niro en la buddy movie Huida a medianoche, y por otro lado su papel principal en la franquicia Beethoven, haciendo del patriarca de la familia (no el perro). Una enrome perdida, que recordaremos enormemente.

Charles Grodin: sus 5 películas imprescindibles

  • La semilla del diablo (1968): Los Woodhouse, un matrimonio neoyorquino, se mudan a un edificio situado frente a Central Park, sobre el cual, según un amigo, pesa una maldición. Una vez instalados, se hacen amigos de Minnie y Roman Castevet, unos vecinos que los colman de atenciones. Ante la perspectiva de un buen futuro, los Woodhouse deciden tener un hijo; pero, cuando Rosemary se queda embarazada, lo único que recuerda es haber hecho el amor con una extraña criatura que le ha dejado el cuerpo lleno de marcas. Con el paso del tiempo, Rosemary empieza a sospechar que su embarazo no es normal. Grodin interpreta a Dr. Hill, el médico de Rosemary.
  • El rompecorazones (1972): Al tercer día de su luna de miel en Miami, Lenny, un judío neoyorquino, conoce a Kelly, una rubia espectacular. Se da cuenta entonces de que ha cometido un grave error al casarse, pues lo único que desea es estar con Kelly. Grodin fue nominado al Globo de Oro por su interpretación.
  • El cielo puede esperar (1978): Joe es un jugador de rugby que va a parar al cielo, pues alguien comete el error de creer que ha muerto en un accidente de tráfico. Cuando el error se descubre, deciden mandarlo otra vez a la Tierra, pero su cuerpo ya ha sido incinerado, por lo que su espíritu debe ocupar el de un millonario que ha sido asesinado. Grodin fue uno de los asesinos.
  • El gran golpe de los Teleñecos (1981): Se ha cometido el robo del siglo y sólo Gustavo, Fozzie y el gran Gonzo están en condiciones de investigar el caso. Nuestros héroes llegan a Londres para entrevistar a Lady Holiday, una diseñadora de alta costura a la cual le han robado un collar de diamantes de valor incalculable. Grodin interpreta a uno de los interesados en dicho collar.
  • Huida a medianoche (1988): Un expolicía de Chicago que se dedica a capturar forajidos recibe una oferta de cien mil dólares a cambio de encontrar a un contable que se ha fugado con dinero de la mafia. A primera vista, parece un trabajo sencillo, pero resulta que hay otro cazador de recompensas que busca al mismo individuo.
Artículo anterior‘Living for the Paradise City’: el crossover entre Guns N’ Roses y Stevie Wonder que todos estábamos esperando
Artículo siguiente‘Taliat’: Mdou Moctar canta a las mujeres en su nuevo tema

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.