El mundo del cine pierde a un nombre imprescindible que ha dejado huella en muchos sentidos. Un nombre que ha dado nuevo sentido en numerosas veces al hecho de hacer una gran película de Hollywood. Hablamos de Richard Donner, director de cine con muchas grandes obras a sus espaldas, que ha fallecido ayer a los 91 años de edad.

Su mujer y sus representantes confirmaron la noticia de su fallecimiento ayer lunes, sin una causa de muerte declarada. El cineasta deja así un legado enorme, que empezó en la televisión dirigiendo episodios de grandes series como La dimensión desconocida, El agente de CIPOL o Perry Mason. Dio el salto al cine con la comedia criminal Sal y pimienta, y a ella le han seguido una buena cantidad de clásicos.

Tras la imprescindible La profecía, una de las películas de terror más destacadas de los setenta, dio la primera forma al cine de superhéroes tal y como lo entendemos con Superman, a la que siguió una segunda película de la que terminó saliendo (aunque su versión terminaría viendo la luz en 2006 como Superman II: El montaje de Richard Donner). Por si fuera poco, también dirigió el clásico infantil Los Goonies y después hizo otra imprescindible del cine de acción con la franquicia de Arma Letal.

Con sólo una de las obras mencionadas ya sería más que suficiente para ser recordado eternamente. Pero él fue capaz de hacerlas todas. Se nos va una leyenda.

Richard Donner: 5 películas imprescindibles

  • La profecía (1976): Cuando Kathy Thorn da a luz a un bebé muerto, su esposo Robert le oculta la verdad y sustituye a su hijo por un niño huérfano, ignorando su origen satánico. El horror empieza cuando, en el quinto cumpleaños de Damien, inesperadamente, su niñera se suicida. Un sacerdote que trata de advertir a Robert del peligro que corre, muere en un inesperado accidente. El creciente número de muertes hace que Robert, por fin, se dé cuenta de que el niño que han adoptado es el Anticristo y que hay que eliminarlo para impedir que se cumpla una terrible profecía.
  • Superman (1978): Desde una galaxia remota, un recién nacido es enviado por sus padres al espacio debido a la inminente destrucción del planeta donde viven. La nave aterriza en la Tierra, y el niño es adoptado por unos granjeros que le inculcan los mejores valores humanos. Con los años el joven se irá a Metrópolis y allí usará sus poderes sobrenaturales para luchar contra el mal.
  • Los Goonies (1985): Mikey es un niño de trece años que junto con su hermano mayor y sus amigos forman un grupo que se hacen llamar «los Goonies». Un día deciden subir al desván de su casa, donde su padre guarda antigüedades. Allí encuentran el mapa de un tesoro perdido que data del siglo XVII, de la época de los piratas, y deciden salir a buscarlo repletos de espíritu aventurero.
  • Arma Letal (1987): Martin Riggs es un policía de Los Ángeles con tendencias suicidas. Su compañero Roger Murtaugh es un veterano y responsable policía y padre de familia. Juntos intentan frustrar una operación de contrabando de droga. Al mismo tiempo, a pesar de sus diferentes caracteres, se harán buenos amigos.
  • Los fantasmas atacan al jefe (1988): Sátira de «Un cuento de Navidad» de Charles Dickens. La desbordante alegría de las fiestas navideñas hace que Frank Cross sufra alucinaciones fantasmagóricas. Cross, que ha hecho una carrera meteórica desde el puesto más modesto del departamento de envíos de una cadena de TV hasta alcanzar la presidencia, es tacaño, desagradable, ingrato, implacable y con un cruel sentido del humor. Antes de que la Nochebuena termine, recibirá la visita de un desconcertante taxista neoyorquino del pasado, una estrafalaria hada del presente, y un sádico mensajero del futuro.
Artículo anteriorFallece Raffaella Carrà a los 78 años: adiós a una de las cantantes más importantes en la cultura pop española
Artículo siguienteH.E.R. – Back of My Mind

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.