Tras convertirse en la sensación de la cinefilia tuitera con La Gran Belleza, Paolo Sorrentino no ha hecho sino seguir explorando los límites de su cine surrealista, barroco e irrevente. Después de la que sigue siendo su obra maestra, el realizado italiano ha ofrecido atrevimientos de todo tipo como La Juventud, Silvio y los otros y las experiencias televisivas de The Young Pope y su continuación The New Pope.

Para su próxima experiencia desatada se aprovechará de la manga ancha que da Netflix a sus creadores y hará para ellos su próximo film: Ha sido la mano de Dios. No se han establecido detalles respecto al contenido de la película, más allá de que se trata de un trabajo “muy personal” para el cineasta que le llevará a rodarlo en su Nápoles natal. 

Por el momento, se descartan los rumores de que haya una relación directa con Diego Maradona, que jugó durante un tiempo en Napoles y su hazaña más recordada es precisamente “La mano de Dios”. La película será de producción italiana, de la mano de la recientemente creada The Apartment Pictures.