La condición de clásicazo no te protege de nada. A raíz de las protestas contra el racismo y la brutalidad policial hemos visto en un corto periodo de tiempo la cancelación de la docuserie Cops, en emisión desde hace 32 temporadas, y la retirada de Lo que el viento se llevó del catálogo de HBO Max.

La problemática de Lo que el viento se llevó lleva siendo evidente desde hace tiempo, y artistas negros como Spike Lee no han hecho sino denunciar vehementemente su retrato de las personas negras y de la esclavitud. Otro cineasta, el guionista John Ridley, pidió expresamente en una columna para el New York Times que la película fuera retirada de la plataforma de Warner.

Un largometraje que, cuando no ignora los horrores de la esclavitud, se detiene únicamente para perpetuar algunos de los estereotipos más dolorosos sobre la gente de color.

La respuesta no se hizo esperar y HBO Max ha retirado la película del catálogo, al menos de manera temporal. El clásico de Victor Fleming será reincorporado una vez se añada un aviso sobre su contexto histórico y sus “prejuicios étnicos y raciales”.

‘Lo que el viento se llevó’ es un producto de su época y representa algunos de los prejuicios étnicos y raciales que, desafortunadamente, han sido habituales en la sociedad americana. Estas representaciones racistas eran erróneas y siguen siéndolo ahora, y creemos que mantener este título sin una explicación y una denuncia de esas representaciones sería irresponsable.

Estas representaciones están definitivamente en contra de los valores de WarnerMedia, así que cuando la película vuelva a HBO Max, lo hará con una exposición de su contexto histórico y una denuncia de esas representaciones, pero lo hará como fue creada originalmente, porque hacerlo de otro modo sería lo mismo que asegurar que esos prejuicios nunca existieron. Si queremos crear un futuro más justo, equitativo e inclusivo, primero debemos reconocer y comprender nuestra historia.

Los efectos de las marchas de Black Lives Matters no han hecho más que empezar.