Aparecer como el villano Joker en la película sobre el personaje parece haber sido uno de los movimientos más acertados para la carrera de Joaquin Phoenix: un éxito abrumador y una interpretación celebrada hasta el punto de conseguirle su primer Oscar como Mejor Actor. No obstante, hubo un periodo donde podría haber sido todo completamente diferente.

En un Q&A con la revista Empire, el director Darren Aronofsky (Cisne Negro, Madre!) fue preguntado sobre su fallido proyecto de hacer una película de Batman. Tras el éxito de Requiem por un sueño, el cineasta fue tanteado por Warner Studios para llevar al personaje por una nueva dirección tras la paupérrima recepción de la Batman y Robin de Joel Schumacher.

Aronosfsky recuerda como no se lograba poner de acuerdo con el estudio sobre el actor a escoger para el Caballero Oscuro:

El estudio quería a Freddie Prinze Jr. y yo quería a Joaquin Phoenix. Recuerdo que pensé ‘Uh oh, estamos haciendo dos películas diferentes aquí’. Esto es cierto. Era un momento diferente. El Batman que yo escribí era definitivamente bastante diferente al que terminaron haciendo.

El proyecto, tras varios tumbos, terminó en manos de Christopher Nolan, que tomó de inspiración la versión del personaje mostrada por Frank Miller en cómics como Batman: Año Uno, con Christian Bale en el papel principal. Sin embargo, Aronofsky quería una adaptación más literal de aquella novela gráfica, con homenajes a películas como Taxi Driver, The French Connection o El justiciero de la ciudad. También tenía planes de escribir el guion con Miller.

Es algo increíble porque yo era muy fan de la novela gráfica, así que tan sólo reunirme con [Frank Miller] era emocionante por aquel entonces. El Batman que hubo antes de mí era ‘Batman y Robin’, famoso por los pezones en el Batitraje, así que intenté derribar aquello y reinventarlo. Allí es donde fue mi cabeza.

Según explica, su visión de Batman era tan oscura que el propio Miller se vio sorprendido, con un Batman que iba a bordear la tortura. Algo muy radical probablemente para aquella época, donde los blockbusters de superhéroes eran más blancos y todavía tenían mucho que demostrar en taquilla. Probablemente hoy día sería un lugar más adecuado para lo que el cineasta tenía planeado, viendo que el Joker decide ir a lugares muy oscuros y, curiosamente, también tiene deudas importantes con la Taxi Driver de Martin Scorsese

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments