La edad nos llega a todos, también a Brad Pitt. El actor de Érase una vez… en Hollywood está viviendo un momento dulce gracias a dicha película, que le está proporcionando todos los galardones posibles y va lanzado a por su primer Oscar como actor. El primero de una larga trayectoria.

Tan larga ha sido dicha carrera que, a sus 56 años, ya reconoce no estar para ciertos trotes: «Ya no soporto los rodajes nocturnos. Y generosamente cedo las escenas arriesgadas a los dobles de acción». En la gala de Santa Barbara International Film Festival, donde fue galardonado con el Maltin Modern Master Award por su trayectoria, el actor bromeó diciendo que, a estar alturas, «ya no recuerdo cuál era la primera regla de El Club de la Lucha«.

No mencionar la primera regla de El Club de la Lucha puede ser, como él dice, síntoma de una larga carrera profesional que te lleva a olvidar ciertas cosas, o puede ser que respete tanto la primera regla que no la diga en público.