Una de las actrices más peculiares e interesantes que (casi) siempre escoge proyectos singulares y diferentes. Tilda Swinton es un intrigante enigma en sí mismo, y su visión del cine es altamente interesante. Por eso mismo, no deberías perder de vista su lista de películas favorita que ha detallado en la revista del British Film Institute, Sight & Sound.

Mira la lista a continuación.

  • He Nacido, Pero… (Y Sin Embargo Hemos Nacido) (Ozu Yasujiro, 1932): “Una silenciosa obra maestra de Ozu sobre la infancia, la hermandad y aprender a lidiar con los padres y aprender las reglas del juego”.
  • Te Querré Siempre (Roberto Rossellini, 1954): “Una de las películas más elípticas y fascinantes que conozco”.
  • La Bella y La Bestia (Jean Cocteau, 1946): “Imágenes que nunca olvidarás. Los brazos del candelabro, la trascendente belleza de Jean Marais, la perla de una gota de rocío en una rosa. Pura magia”.
  • M, el Vampiro de Düsseldorf (Fritz Lang, 1931): “Un templo del Expresionismo Aleman. Quizá el thriller psicológico original”.
  • Medea (Pier Paolo Pasolini, 1970): “Por el toque monumental, barbárico visionario de Pasolini, por los vestidos primitivos asombrosos de Piero Tosi, por el perfil de Maria Callas”.
L’Inconnu du lac (Alain Guiraudie, 2013)
  • My Childhood / My Ain Folk / My Way Home (Bill Douglas, 1973/1974/1979): “La obra maestra que es la autobiográfica trilogía de Bill Douglas, un auténtico tesoro cultural de Escocia”.
  • El Desconocido del Lago (Alain Guiraudie, 2013): “Chicos buscando chicos y el idilio del abandono. Un devastador estudio que quita el aliento en hechizante tensión, el romance del peligro y un erótico anhelo”.
  • Cuentos de Tokio (Ozu Yasujiro, 1953): “Probablemente el trabajo más conocido de Ozu. Magistral. Lo descorazonador de la desconexión generacional y la ineludible sensibilidad de los lazos familiares”.
  •  Tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas (Apichatpong Weerasethakul, 2010): “Sueños de fantasmas y espíritus simiescos en la jungla tailandesa. Cine lento en su versión más inmersiva, lateral y resonante. Es posible que hayas soñado las películas de Apichatpong después de verlas”.