Christopher Nolan es tan férreo defensor de la experiencia en cines y de la pantalla grande que ha decidido poner  Tenet, su último gran proyecto, en salas en plena pandemia y con toda la incertidumbre para poder salvar a las salas de cine. No salió del todo, pero estaba dispuesto a recibir la bala para ayudar a subsistir a la industria.

Por ello mismo, el chiste recurrente ha sido asumir que le produciría alergia ver a la gente consumiendo sus películas en otros formatos diferentes a los de la sala de cine: pantallas de aviones, ordenadores, iPads o teléfonos móviles.

Lejos de lo que pueda parecer, a Nolan no le preocupa demasiado.

No, no tengo [ningún problema]. Pero el motivo por el que no lo tengo es porque primero se pone en estas salas grandes, o en su distribución inicial. Y la experiencia se va filtrando, hasta el punto donde, si tienes un iPad y estás viendo una película, te llevas contigo el conocimiento y tu entendimiento de lo que sería la experiencia cinematográfica y lo extrapolas. Así que cuando ves una serie de televisión en tu iPad, tu cerebro está en una mentalidad diferente.

El director también entiende que el cine sigue necesitando de la experiencia en salas para persistir, y cita para ello a M. Night Shyamalan que dijo algo muy similar.

Dijo ‘Sí, hacemos todo nuestro dinero en ventas secundarias, pero lo que da el empuje es el lanzamiento inicial’. Ya sabes, eso es lo que son las películas. Vivimos y trabajamos en un mundo analógico. Necesitamos culos en los asientos. Necesitamos que la gente vaya al cine, y se enganche a la película.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments