Lejos de lo que pueda parecer de su presencias en películas de gran revuelo como Star Wars o Dune, las raíces de Oscar Isaac se encuentran en cine más pequeño e independiente, con autores como Alex Garland, J.C. Chandor, Julian Schnabel o los Hermanos Coen. Un cine al que parece estar deseoso de volver.

Al menos más deseoso de lo que parece que está por volver a participar en Star Wars como el piloto Poe Dameron. En una entrevista reciente salió el tema sobre un posible regreso a la franquicia galáctica y el actor incidió que su zona de confort está más en películas como su inminente proyecto con Paul Schrader, The Card Counter.

Disfruté del reto de esas películas y también de trabajar con un enorme grupo de increíbles artistas y actores, fabricantes, diseñadores de set y todo eso fue realmente divertido. No es realmente lo que me propongo hacer. Lo que trato de hacer son películas manufacturadas, y trabajar con gente que me inspira. 

Las películas de Paul [Schrader], las cosas que ha hecho, están en mi ADN. No estoy solo, obviamente. Para todos los actores de cierta generación, esas son las películas que les hicieron lo que son, y ese es mi caso. Para mí es como un momento personal crucial y, hasta donde me concierne, no tiene nada que ver con el producto final. Es por el proceso de hacer esto.

¿Cierra Isaac la puerta por completo a Star Wars? El actor no lo descarta del todo:

Probablemente, pero quién sabe. Si necesito comprarme otra casa o algo así.