Ayer se levantó la polvareda después de que Warner decidiera que lo mejor era retirar Lo que el viento se llevó de manera temporal de su servicio HBO Max. La decisión vino motivada tras la difusión de un artículo del guionista ‎John Ridley (12 años de esclavitud) criticase la película y reclamase su retirada, aunque es cierto que la película lleva enfrentándose a polémicas sobre su perspectiva sobre la raza y la esclavitud casi desde antes de estrenarse.

La intención de HBO Max es reincorporar la película una vez se incorporasen avisos sobre su contexto histórico y sus “prejuicios étnicos y raciales”. No obstante, muchos han preferido no esperar a que se produzca ese momento y han abrazado las bondades del formato físico. En pocas horas, la película ha conquistado el primer puesto en las listas de ventas de DVD y Blu-Ray en Amazon.

Por el momento no se han compartido los datos de otros servicios por los que se puede adquirir y ver la película, como son la plataforma de alquiler de Prime Video de la propia Amazon, pero no sería sorpresa que sus números también hayan subido considerablemente en las últimas horas. No está mal para una película “censurada” o “prohibida”, como se ha llegado a exclamar.