Antes de que Marvel se convirtiera en una fábrica en masa de éxitos asegurados, las películas de superhéroes y su viabilidad en taquilla todavía despertaban ciertas suspicacias. Eso no impidió que la década de los 2000 tuviera muchos intentos y cineastas como Guillermo Del Toro se consagraran llegando a hacer tres películas del género: Blade II y dos películas de Hellboy.

A raíz de un artículo explicando como su película Hellboy 2: El ejército dorado estaba “adelantada a su tiempo” (probablemente así fue, porque es mejor que la anterior), el director mexicano respondió en Twitter cómo llego a tener la oportunidad de hacer la película en primer lugar. La respuesta es algo que hoy ya no tiene el mismo peso que entonces: las ventas de DVD y Blu-Ray.

Lo que permitió existir a las dos películas ha desaparecido. Las ventas de Bluray y DVD de la primera ‘Hellboy’ fueron masivas. Tan grandes que Ben Feingold, en Columbia, apostó fuerte por desarrollar la secuela. Ben estaba tan impresionado por esos números que hizo que ‘Hellboy’ fuese uno de los primeros blurays de Columbia Pictures. Hasta donde puedo recordar, la recaudación en mercado doméstico fue superior a la de cines.

Pero, aun así, era un contramovimiento intentar hacer películas de superhéroes, especialemente con material que no tenía las cifras de Marvel. Durante muchos años, para mí, la proto-película de cómic fue la ‘Robocop’ de [Paul] Verhoeven en muchos sentidos.

Al final de su hilo, Del Toro también recuerda cómo tenía claro que su secuela tenía todas las de perder en cines antes incluso de ser estrenada. ¿El motivo? El estudio la quiso poner como competencia de El Caballero Oscuro de Christopher Nolan, la que acabó siendo la película más exitosa de 2008.

El hecho trágico es que, a mitad de rodaje en Hungría, recibí una llamada: El estudio iba a mover la fecha de estreno. Iban a lanzarla contra ‘El Caballero Oscuro’ de Nolan. En ese momento (en esa misma llamada) dije: ‘No nos molestemos entonces’.

‘Nos vamos a hundir en el segundo fin de semana’. Pero dijeron que me calmase. Fuimos adelante y lo hicimos bastante, bastante bien en nuestro primer fin de semana, pero en cuanto las entradas anticipadas de ‘El Caballero Oscuro’ se pusieron a la venta, nuestro fondo se cayó. Se llevó todo el oxígeno de la habitación.