En todo proyecto, antes de llegar al resultado deseado final, hay que pasar por una extensa ronda de versiones preliminares donde se descarta lo que menos funciona. Os podéis imaginar cuántas vueltas se pueden dar en un proyecto como Star Wars a cada aspecto del diseño. Y, como demuestra The Mandalorian, un buen diseño puede ser sinónimo de éxito inapelable.

En una nueva parte del documental que está estrenando semanalmente Disney+ se ha podido ver cómo la serie de Jon Favreau ha trabajado en el set con efectos prácticos, como los animatrónicos. Y el animatrónico más importante es, sin duda, el de Baby Joda, con un diseño tan ideal que ha derretido el corazón de hasta Werner Herzog.

Para poder llegar a ese look adorable que ha conquistado Internet, se tuvieron que descartar antes algunos diseños previos. Algunos inquietantes, otros casi pesadillescos, otros con más reminiscencia al Yoda que conocemos. Estos son algunos de esos diseños descartados antes de poder llegar al definitivo que, como se ha visto, ha sido todo un acierto.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments