Tras el abrumador éxito, nacional e internacional, de Dolor y Gloria, uno de los autores españoles más laureados prepara ya su siguiente producción. Pedro Almodovar rodará de nuevo en español para su siguiente largometraje, Madres paralelas.

Junto a él estará de nuevo una de sus actrices fetiche: Penelope Cruz, de la que el propio Almodóvar comenta que pocas como ella han reflejado tan bien la maternidad en su cine. La preproducción del proyecto comenzará el próximo octubre, como ha confirmado el periodista Carlos del Amor.

Entre medias, el realizador manchego volverá a ponerse manos a la obra con La voz humana, su primer rodaje en inglés. En el cortometraje se adaptará la novela de mismo nombre, con Tilda Swinton en el papel protagonista. Ambos proyectos se antojan interesantes, y habrá que seguirles la pista.