La franquicia de Harry Potter se ha convertido en una de las sagas fílmicas más populares y queridas de las últimas décadas, y nada habría sido posible de no haber empezado con buen pie. El próximo año será el 20 aniversario del estreno de Harry Potter y la piedra filosofal, la película que lo cambió todo e inició un fenómeno que aún persiste.

Aun así, había una gran presión por hacer bien dicha película, ya que los libros ya eran una sensación por aquel entonces. Había una expectación sin igual y, aunque lograron superarlas con creces, la presión era evidente. Así lo recuerda Chris Columbus, director de esta película y su posterior secuela.

La realidad es que toda la presión del mundo estaba sobre nosotros, y sobre mí particularmente porque sabía que si la fastidiaba se acabó. No puedes joder este libro. Así que tenía que ir al set cada día con algo de visión de túnel en términos de no pensar en el resto del mundo, y era mucho más fácil hace 19 años, antes de que Internet explotase.

Para mí la primera película estuvo llena de tensión. Las primeras dos semanas estuve cada día pensando que me iban a despedir. Todo se veía bien, pero pensaba que si hacía sólo una cosa mal, si la jodía, me iban a despedir. Y eso fue intenso. No deje que nada de eso se mostrase en el set, donde no había frustración, no soy de los que gritan, me llevo bien con todo el mundo y quiero que todos se sientan parte de una familia, así que tuve que esconder mis emociones.

Columbus asegura que hacer después Harry Potter y la cámara secreta fue otro cantar absolutamente distinto.

Cuando la primera película se estrenó tan bien me lo pasé mucho mejor con la ‘Cámara secreta’. Fue como la noche y el día, porque me podía permitir ir más relajado y dejar algo de mi sello personal en esa película. El estilo de la primera película fue muy específico, pero estábamos limitados porque teníamos tres cámaras enfocando a los niños. Estaban frescos, no habían estado antes en sets de rodaje, así que decían una línea y luego miraban a la cámara y sonreían. La primera semana estaban tan encantados de estar en Harry Potter, lo era todo para ellos. Así que tuvimos que superar eso también.

¿Alguna espinita clavada? Para Columbus fue no volver a la franquicia para el final: «Siempre quise volver y rodar las últimas dos películas». David Yates se había establecido como el cineasta de elección para la franquicia y rodó esas películas finales, algo que Columbus agradeció, ya que es fan de ambas, especialmente «la última. Creo que es una película brillante».

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments