‘Mortal Kombat: Aniquilación’: cómo la desastrosa secuela se estrenó sin efectos especiales terminados por culpa del estudio

La nueva adaptación del popular videojuego de lucha Mortal Kombat se estrenará pronto y ha generado ruido gracias a su violento y brutal tráiler de presentación. Se espera que esta nueva versión alcance el verdadero equilibrio entre adaptación de videojuegos y gran blockbuster, aunque no son pocos los que tienen culto por la primera adaptación de Paul W.S. Anderson en 1995.

Menos culto tuvo su secuela Mortal Kombat: Aniquilación, estrenada en 1997 y dirigida esta vez por John R. Leonetti (y escrita por más guionistas de los que te encontrabas una mañana en Starbucks). Costando casi el doble que la original, recaudo menos de la mitad de esos 122 millones que la confirmaron como un éxito. Tampoco tuvo críticas positivas, y fue bastante vilipendiada.

¿Por qué este especial ensañamiento? Entre varios de los grandes problemas existentes, se pueden apreciar unos efectos especiales horribles e inacabados, además de una película mal construida. Brad Henderson, guionista y productor de cine, aprovechó el hype de la nueva película para recordar lo que miembros del equipo de esta película le contaron sobre el desarrollo de la misma y de las malas decisiones tomadas por los productores de New Line Cinema.

Dado que ‘Mortal Kombat’ vuelve a estar en las noticias, compartiré una historia que descubrí hace unos años al hablar con un par de miembros del equipo y el director de ‘Mortal Kombat: Aniquilación’. Todos sabemos que MK:A es un desastre. Está apresurada y el CGI es horrible. Esto pasó.

[La película] es una copia de trabajo. Los productores la proyectaron para pruebas de audiencia y fueron extremadamente positivas. Después de las reacciones, pensaron que por qué gastar más dinero en esto cuando funcionó tan bien en la prueba. Así que todas esas atroces escenas con CGI eran marcadores para el equipo para corregirlas y retocarlas. Considerándolo todo, esto no fue idea de [Larry] Kasanoff, y en consecuencia se hundió la franquicia. El montaje final ni siquiera existe.

Esto fue todo culpa del estudio tras el pase de prueba. Por qué terminarlo, pensaron. Creyeron que era lo bastante bueno y arrancaron la película de las manos de los cineastas. La película funcionó bien, pero las críticas fueron terribles e increíblemente desalentadoras.

Siempre pensé que MK:A era extraña porque la habían planeado, obviamente tenían dinero, y básicamente con el mismo equipo. ¿Por qué es tan mala? Bueno, Leonetti nunca pudo terminar su película con la edición y otras cosas que querían hacer.

Podéis tomar estas declaraciones con pinzas si queréis, pero no andan demasiado ajenas de la realidad. Larry Kasanoff, productor de las dos películas además de la próxima adaptación, comentó en el libro Lights, Camera, GAME OVER!: How Video Game Movies Get Made de Luke Owen que la película estaba lejos de estar terminada.

Te aseguro que los efectos en esa película no son los efectos especiales finales. Nunca me esperaba que alguien cogiera la película y dijera ‘Así esta bien’. No la habíamos terminado. Nunca terminamos esta película. Pero el estudio dijo ‘No nos importa’. Sacrificamos calidad por el negocio.

Artículo anterior‘The Killer’: David Fincher ya tiene próxima película para Netflix y Michael Fassbender podría protagonizarla
Artículo siguiente«Nunca hubo la oportunidad»: Angus Young cierra los rumores de que Bon Scott llegó a cantar canciones del Back In Black de AC/DC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.