El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford es una de esas películas fantásticas donde parecían que se habían alieado los astros. Andrew Dominik realizó un hermoso western crepuscular con un impresionante Brad Pitt acompañado de la increíble banda sonora de Nick Cave y Warren Ellis, así como de la descomunal fotografía de Roger Deakins.

Este último tuvo la oportunidad de repasarlo en un programa especial de su podcast, donde el invitado le hace preguntas sobre una determinada película y su trabajo en ella. Le tocó al mencionado western de 2007, y Deakins no pudo evitar lamentar la perdida de la que, considera, la mejor versión de la película.

Había un montaje de cuatro horas que realmente me encantó. Leí en alguna parte que fue mostrado en el Festival de Venecia, pero ahora ya no existe, y es una lástima.

El problema del estudio es que pensaban que habría más atracos en trenes, y que Brad Pitt iba a ser un forajido del Oeste más tradicional. Y luego Brad fue asesinado y la película continuaba siguiendo el camino de Robert Ford… Y por la forma en la que no fue celebrado como esperaba que fuera en vida… Por supuesto, nadie quería ver aquello.

Rodamos todas aquellas escenas. Pensé que era un maravilloso tapiz de todas estas cosas que suceden a estos personajes que habíamos establecido en la primera mitad de la película.

Es difícil saber si alguna vez veremos ese montaje inicial que había preparado Dominik. ¿Quizá para un futuro lanzamiento especial para The Criterion Collection? «Me gustaría verlo», dice el mismo Deakins.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments