Cualquiera espera estas medidas de una compañía tan preocupada por ser «family friendly» como Disney, pero no, esta vez ha sido Netflix la que ha sido acusada de censurar una película. Es el caso de Regreso al Futuro II, la primera secuela del clásico de Robert Zemeckis, que el servicio de streaming proporciona de manera editada para reducir el tono erótico de una escena.

En la versión original de la película, Marty McFly encuentra lo que cree que es un almanaque deportivo, pero en realidad se topa con un ejemplar de Oh La La Magazine, con desnudos tanto en portada como en su interior. La versión que se puede ver en Netflix realiza una serie de mini-ediciones para eliminar dicha revista de la película, como se ha apuntado desde Twitter.

Tras ser señalada por este incidente, la compañía de streaming ha confirmado que corregirán la versión que tienen ahora mismo en catálogo y la sustituirán por la versión correcta. No será el primer ni el último caso donde nos topemos algo de estas características. Ahora mismo Amazon se está viendo en una tormenta por tener en catálogo otra versión censurada de Tierra de Dios, el drama romántico homosexual de Francis Lee.