A pesar de no ser un éxito absoluto (sus cifras en Estados Unidos fueron muy decepcionantes), Snowpiercer de Bong Joon-ho ha generado un buen culto a su alrededor y siempre se ha visto un potencial mayor para su universo. Sólo hubo que esperar un par de años más para tener el anuncio de una serie de televisión que también se basaría en el cómic original Le Transperceneige.

En 2015 se anunció que se iba a poner en marcha el proyecto, con Josh Friedman (Terminator: Destino oscuro) como showrunner. Un año después, TNT se sumó al barco y encargó un episodio piloto, con Scott Derrickson (Doctor Strange) como director. Daveed Diggs y Jennifer Connelly se sumaron para interpretar los papeles protagonistas.

No obstante, las cosas se empezaron a torcer. A comienzos de 2018, TNT confirma que hará la serie, sin confirmar con cuántos episodios y cuándo se estrenará. Poco después, se comunica que Graeme Manson (Orphan Black) iba a reemplazar a Friedman como showrunner y que se iba a encargar de reescribir el piloto.

La compañía no tardó en recurrir a las clásicas “diferencias creativas”, pero Friedman se terminó pronunciando en Twitter exponiendo los motivos de su despido y criticando duramente a Manson.

No me “fui” por diferencias creativas. TNT insistió en que fuera relegado de mis obligaciones como showrunner porque no creyeron que fuera a ser obediente. Por suerte, encontraron a alguien que se ajusta más a su gusto.

Si te piden que reescribas o te hagas cargo de la serie de otro, sería de buen juicio y karma positivo ponerte primero en contacto con esa persona y a) averiguar las circunstancias de su marcha y b) agradecerle el trabajo del que te vas a beneficiar.

Deberías invitar a esa persona a una buena comida o a una botella de alcohol si les apetece. Tu dinero fue asignado para él en cierto punto. Y es probable que lo que sea un buen trabajo para ti fuera un proyecto soñado para él.

Dicho de otra manera: Si fueras a encargarte de una serie que yo originé y trabajé en ella durante dos años y no te pones en contacto conmigo antes de coger el trabajo, o bien eres un idiota o un cobarde, o un hijo de puta.

No fue el guionista el único relegado de sus obligaciones en el proyecto. Derrickson abandonó la serie después de negarse a hacer los reshoots necesarios para el episodio piloto, alegando además que el “guion de Friedman es lo mejor que he leído nunca y el piloto que hice con ese guion puede ser mi mejor trabajo”.

James Hawes (El Alienista) toma entonces el trabajo de realizar los reshoots, que fueron tan extensos que sólo permanece un plano de efectos especiales del piloto original. La serie volvió a retrasarse.

En mayo del año pasado llega un punto crítico. La opción para renovar el contrato de los actores está cerca de expirar, por lo que Warnermedia y TNT se ven obligados a renovar la serie por una segunda temporada, sin haber terminado con la primera y sin ponerle fecha de estreno todavía. Posteriormente, deciden que la serie será estrenada en otra cadena del conglomerado: TBS.

No obstante, WarnerMedia terminó retractándose de esa última decisión y la serie volvió al calendario de estrenos de TNT. En enero de este año se anunció el lanzamiento de la serie este mes de mayo en Estados Unidos mediante la susodicha cadena, mientras que Netflix se incorpora como distribuidor internacional.

Así llegamos al momento actual, con Snowpiercer: Rompenieves a punto de su estreno. Las primeras críticas muestran reacciones un tanto desangeladas con el producto final. Veremos si la audiencia acompaña a este turbulento proyecto.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments