Muchas veces los directores demandan ciertas cosas aparentemente peculiares para mantener intacta la energía del set de rodaje y evitar distracciones. La más repetida es la de no permitir teléfonos móviles, algo que hacen cineastas como Darren Aronofsky o Denis Villeneuve.

¿Otro que también lo hace? Christopher Nolan. Así lo recuerdan Hugh Jackman y Anne Hathaway en su conversación para Variety, hablando de su trabajo con directores. Hathaway, que trabajó con Nolan en El Caballero Oscuro: La leyenda renace y en Interstellar, recordó a Jackman la norma de los móviles, así como otra particular demanda que impone en sus rodajes:

Chris tampoco permite que haya sillas. Trabajé con él dos veces. No permite sillas, y su razón es que, si tienes sillas, la gente se sienta en ellas. Y si se sientan, no trabajan. Es decir, él hace estas increíbles películas en términos de escala, ambición, valor técnico y emoción. Y siempre llega al final por debajo del presupuesto y antes de tiempo. Creo que puede estar en lo cierto con lo de las sillas.