Algunas personalidades de Hollywood reaccionaron con tristeza a la muerte de Joel Schumacher a causa del cáncer que padecía. Una de las despedidas más sentidas han venido del actor Matthew McConaughey, que trabajó para el director en la película Tiempo de matar.

Aquella película fue la primera que logró poner realmente a McConaughey en el escaparate y le lanzó para ser una superestrella. Antes era relativamente desconocido, pero Schumacher decidió tomar el riesgo y ponerlo como actor protagonista al ver su potencial.

Joel no sólo apostó por mí, sino que peleó por mí. Sabía que el estudio nunca aprobaría a un relativo desconocido como yo para el protagonista de ‘Tiempo de matar’, y organizó una prueba de cámara secreta para mí un domingo por la mañana en un estudio pequeño desconocido porque, según dijo, ‘Aunque lo hagas genial, es posible que no te den el papel, así que no quiero que la industria piense que que hiciste la prueba y NO conseguiste el trabajo’.

Recuerdo días donde tenía un día difícil en el rodaje, y él siempre me recordaba el más sencillo y claro consejo que un director puede dar a un joven: ‘Hey, tú eres Jake Brigance. Tú, Matthew, eres el personaje’. No sé cómo habría ido mi carrera hacia los lugares magníficos a los que fue si no fuera porque Joel Schumacher creyó en mí por aquel entonces.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments