El nombre de Katsuhiro Ōtomo probablemente te suene por su obra magna Akira, tanto en forma de exitoso manga publicado a lo largo de los ochenta como en la adaptación cinematográfica dirigida por el mismo creador en 1988, que también tuvo un éxito importante. También ha dirigido otros proyectos, además de seguir creando mangas como Roujin Z,La leyenda de madre Sarah, o Pesadillas antes de Akira.

Este último es nuestro sujeto de interés hoy, ya que estuvo cerca de ser otro de sus pocos proyectos en formato literario que se iba a trasladar a la gran pantalla. Y no por el mismo Ōtomo, sino por alguien que parece entender el mundo de la mente y las pesadillas que son tratados en dicha novela gráfica: David Lynch.

Pesadillas fue serializado entre 19 de enero de 1980 al 6 de julio de 1981, siendo editado aquí en España en 1991 por Norma Editorial. La historia se centra en un vecindario de edificios residenciales donde ocurren muertes misteriosas investigadas por la policía. A ese vecindario llegan una familia con una niña con impresionantes poderes psíquicos, al igual que el autor de los asesinatos con quien tendrá un enfretamiento apasionante.

El origen de este proyecto se remonta mucho antes de que Lynch estuviera plenamente establecido como creador. Por aquel entonces, el director de Eraserhead y El hombre elefante había sido contactado por George Lucas para ser el director de la siguiente película de Star Wars, El retorno del jedi, algo de lo que el director no tenía el menor interés. Pero de esas reuniones estableció contacto con Nilo Rodis-Jamero, que trabajaba en el diseño de producción de los proyectos de Lucasfilms.

Fue justo Rodis-Jamero, tras toparse con la impactante obra de Ōtomo, quien le sugirió a Lynch considerar el proyecto de Pesadillas para su siguiente proyecto.

Conocí a David y de alguna forma le causé una impresión, ya que seguimos en contacto. David solía montar sus películas […] y a veces me mostraba versiones preliminares de sus películas… Seguimos en contacto, así que cuando la oportunidad de hacer ‘Domu’ (‘Pesadillas’) ocurrió milagrosamente de alguna forma, se lo llevé a David porque este es su territorio. No el mío. Yo era un mero conducto para lograr que las cosas sucediesen.

Ciertamente no habría querido estar produciendo esa clase de película en mi primera vez, así que quedé con David en [un restaurante de Los Ángeles]. Y le conté a David sobre la primera escena, y antes de que pudiese terminar me dijo ‘Me apunto’.

Rodis-Jamero había conocido al autor poco antes, y había expresado su interés en adaptar la obra, acordando preparar un tratamiento de la historia con un borrador del guion elaborado por el productor. Este luego se lo llevó a Lynch. Tras su incorporación, y después de que a Ōtomo le gustase el enfoque que tenía el guion, acordaron empezar el proyecto como la siguiente película del director tras Corazón salvaje.

¿Qué pasó entonces? Bandai dió su aprobación, pero tenían la condición de rodar la película en 12 meses, de lo contrario los derechos volverían a la compañía. Y como recuerda Rodis-Jamero, no llegaron a tiempo para convencer a alguna productora para adaptar este arriesgado manga.

David y yo se lo llevamos a Propaganda Films. Era la productora que había hecho ‘Corazón salvaje’ con él. Desconocía por aquel entonces que la relación entre David y Propaganda Films se estaba deteriorando. Propaganda estaba más interesada en mi querida, siendo mi querida Bandai: ‘¿Por qué Bandai te ha dado esto?’. Siendo ‘esto’ producción total, marketing, impresiones, siendo yo un don nadie… Ellos estaban más interesados en obtener ese trato de Bandai que en hacer la película con David y conmigo.

Ahí es cuando la cosa se empezó a desmoronar. Finalmente, mi abogado me dijo ‘Tienes que salirte de esto. Te están ofreciendo dinero para que te salgas de esto. Sal, porque con este giro, no van a ser capaces de rodar la película. Y tú nunca vas a poder rodarla en pocas semanas porque la fecha límite está cerca’. Así que sí, me fui. Decidí que ya no quería seguir en el cine.

Y así, se acabó el sueño. Lynch pasaría a hacer Twin Peaks y muchos otros proyectos por los que le seguimos adorando muy fuerte.

VíaSlashfilm
Artículo anteriorFallece el actor y cómico Enrique San Francisco a los 65 años
Artículo siguienteLos Nuevos Hobbies buscan la inspiración en los escombros en el nuevo video de ‘Monstruoso’
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments