Si creíais que Érase una vez… en Hollywood ya era una película larga, no sabéis la que os espera. En una proyección especial de la película, con Quentin Tarantino, Brad Pitt y Leonardo DiCaprio presentes, se ha insinuado que podría haber un nuevo montaje más extenso y que podríamos llegar a verlo.

Pitt insinúo en su momento la posibilidad de expandir la película por parte de Tarantino en forma de miniserie para Netflix, una maniobra muy similar a la realizada con Los Odiosos Ocho, que se presentó en cuatro episodios con material inédito.

Cuando tras la proyección el director se puso a hablar de la enorme cantidad de escenas estupendas que no entraron en la película, Pitt preguntó si el público general iba a poder ver ese metraje, el cineasta expresó que este mismo 2020 podrían ponerse a trabajar en un nuevo montaje de la película. Muchos apuntan que esta versión extendida de la cinta podría aproximarse a las cuatro horas de duración. Veremos en qué acaba todo esto.