A pesar de lo mucho que se ha repetido lo de que las “segundas partes nunca fueron buenas”, hay numerosos ejemplos de secuelas que fueron capaces de expandir y mejorar lo mostrado en las películas originales. Seguro que a poco que penséis ya se os ocurren un par de ejemplos, pero algunos como James Gunn tienen toda una lista.

El director de Guardianes de la Galaxia o Super ha compartido en Twitter algunos cuantos ejemplos de segundas partes que han mejorado o han sido más satisfactorias que las películas que les precedieron. Cita a franquicias como Mad Max, Toy Story, Star Wars o Evil Dead, así como otras películas como El Padrino, Blade Runner o Teniente Corrupto. Tantas que hasta se le olvida incluir Terminator.

Gunn también explica que no incluye Aliens de James Cameron, dado que es irrebatible que está a la par que la película de Ridley Scott. También razona porque hay tantas secuelas superheroicas en la lista:

Habréis notado una cantidad desproporcionada de películas de superhéroes en la lista. La razón es que las películas de origen suelen ser aburridas y pueden ser un elemento extra metido en una historia de superhéroe contra tipo malo, en vez de ser la parte orgánica de una historia.

¿Cuáles son vuestras secuelas preferidas de todos los tiempos?