Esta semana se conmemora (?) el discutido final de Perdidos, una de las series más trascendentes del siglo. En diversos medios, como The Independent se han querido poner en contacto con los creadores y productores para que ofrezcan sus reflexiones tras diez años de terminar la serie.

Carlton Cuse, que entró para sustituir la labor de J.J. Abrams como showrunner una vez este salió para poder hacer Misión Imposible III, recuerda cómo recibió las críticas de haber estado inventándose todo sobre la marcha, a pesar de ser un modus operandi habitual en las series de televisión.

Era una extraña paradoja. La gente nos criticaba por inventárnoslo sobre la marcha, pero al mismo tiempo querían tener influencia sobre la dirección de la serie. Creo que, en cualquier esfuerzo creativo, cualquiera que diga que lo tenía todo resuelto desde el principio está mintiendo. Sólo mediante seis años de la serie continuando el viaje creativo pudimos llegar a la serie que hicimos. Fue un largo proceso. 

Cuse también explica la diferencia fundamental entre lo que buscaban los creadores con el final y lo que esperaba la audiencia.

‘Perdidos’ era todo sobre misterios y preguntas y respuestas, y queríamos resolver el misterio que la serie ni siquiera había preguntado hasta ese momento. Era cómo ‘Todo el mundo está obsesionado con osos polares, escotillas, la iniciativa Dharma, Jacob y el Hombre de Negro, pero vamos a resolver el misterio de qué ocurre cuando mueres y el proceso que sigues para alcanzar cierto nivel fundamental de gracia’. Una parte de la audiencia reaccionó como ‘Oh, eso no estaba en mi lista, no tengo interés en eso’. Pero nosotros sí.

Hasta actores como Evangeline Lilly reconocen que lo más interesante para ellos no estaba en los misterios:

Dejé de ver la serie de la temporada cuatro a la seis. Simplemente aparecía para trabajar y lo hacía. Me encantó la primera temporada, cuando todo se centraba en los personajes, pero cuando todo se centró en la mitología, perdí el interés.

Damon Lindelof reconoce en dicho reportaje que su interés no estaba realmente en dar una respuesta a todas las preguntas:

Creo que, al final, la pregunta fundamental en la que estoy más interesado es explorar si hay un propósito detrás del sufrimiento y, más importante, ¿hay que sufrir para alcanzar cierta gracia? Creo que cuando acabas una serie de televisión, cuando más avanza, más sufren los personajes, y más satisfactoria tiene que ser su gracia.

Creo que lo aprendido de ‘Perdidos’ es que no me arrepiento del hecho de que me fascinan la ambigüedad y las preguntas que nunca tienen respuesta, porque así es la vida. Realmente me interesan esas historias y comprendo que es una experiencia de frustración e insatisfacción. Pero creo que hay nobleza en el viaje y la exploración de dichas ideas.

Cuse tampoco considera que tengan mucho de lo que arrepentirse con su final.

Yo tampoco me disculparía. Creo que el viaje de ‘Perdidos’, como la vida, tiene sus fallos y defectos, que pueden ser percibidos de manera distinta por distintas personas. Pero en su totalidad, estoy muy orgulloso de lo que hicimos. El hecho de que hiciéramos la serie y tocase el corazón de mucha gente es algo increíblemente especial para mí.

Por último, los creadores reflexionan sobre la posibilidad de un reboot de la serie:

Damon y yo nos hemos resistido a la idea de reiniciar la serie, pero estamos abiertos a que suceda. Alguien vendrá y propondrá una idea genial que ocurra en el mundo de ‘Perdidos’. Es propiedad de Disney y no nos dolerá el hecho de que quieran hacer algo con ello. Tuvimos la oportunidad de contar nuestra historia.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments