Seth Rogen es una de las figuras más consolidadas en la comedia del siglo XXI, especialmente por su faceta como actor y diversas colaboraciones con Judd Apatow, además de trabajar como productor y guionista junto a su socio Evan Goldberg. Y aun así, el propio Rogen encuentra dificultades para poder tener una comedia en cines y que pueda competir en un duro mercado (antes de la pandemia claro).

Es por ello que su última película, An American Pickle (Encurtido en el tiempo en España, con una traducción magnífica) ha acabado estrenándose en HBO Max (aquí llega mañana viernes a HBO España) en vez de ser estrenada en cines como se planeó. Rogen es consciente de que comedias como las suyas tienen más difícil sobrevivir en el panorama cinematográfico actual, especialmente cuando su competencia en el género son mastodontes como Marvel:

Algo que yo y Evan [Goldberg] hemos discutido mucho es cómo las películas de Marvel son comedias. ‘Thor: Ragnarok’ es una comedia. ‘Ant-Man’ en su núcleo es una comedia. Así que eso es lo que hay. Hay estás comedias de 200 millones de dólares, y es algo de lo que, como cineasta de comedia, hay que ser consciente. ¡Ese es el punto de refencia que espera la gente!

Si vas a hacer una comedia importante, tienes que saber que tu competencia es como Marvel. No digo que tengas que hacer esa clase de películas, pero tienes que saber que eso es lo que está buscando el público, y cuando ves esas películas en cines, se comportan como comedias. Son legítimamente graciosas y son protagonizadas por estrellas de comedia.

La comparación se sostiene al ver de protagonistas a gente como Paul Rudd o Kumail Nanjiani. Es difícil no pensar en una escenario de David contra Goliat, dado que las comedias como las de Rogen sólo pueden aspirar a presupuestos más modestos de unos 50 millones de dólares. Rogen reflexiona al respecto:

El público sigue adorando la comedia, y quieren eso, ‘Deadpool’, pero la amplitud de estas es gigante. Asi que cuando no ofreces esa magnitud, piensas, ‘¿Qué les ofrezco?’. Por eso algo como ‘Chicos buenos’ funcionan bien, porque no ofrecen amplitud. Ofrecemos pura comedia, emoción, relatabilidad y nostalgia. Esa es la compensación. No llegas a ver al Dios del Trueno siendo hilarante, pero puedes ver algo que quizá represente tu vida, y eso es gratificante de otra manera.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments