Variety suelta la bomba por sorpresa. Después de un largo proceso de producción, Steven Spielberg finalmente no dirigirá la quinta entrega de las aventuras de Indiana Jones. El director iba a comenzar el rodaje este año, mientras finalizaba la post-producción de su remake de West Side Story, pero finalmente opta por dar un paso atrás y limitarse a labores de productor.

Según fuentes de la misma Variety, la decisión viene del propio Spielberg para ceder la franquicia a otro cineasta de otra generación que aporte una perspectiva nueva. Uno de los nombres que están sonando fuerte y con los que están en plenas negociaciones es James Mangold (Logan, Le Mans ’66), aunque no hay ningún trato cerrado.

Harrison Ford recuperará una vez más el rol del arqueólogo más famoso y aventurero del planeta. Recientemente, atendiendo a la prensa durante su promoción de La Llamada de lo Salvaje, dejó caer que el rodaje podría comenzar en dos meses, pero que aún habían conflictos en la agenda de rodaje y aún se estaban poliendo algunos flecos en el guion.