«Suena democrático, pero no lo es»: Martin Scorsese alerta del peligro que tiene hablar de «contenido» al hablar de cine

Por mucho que pese a los fans de Marvel, siempre es conveniente escuchar a Martin Scorsese cuando tiene algo que decir sobre el cine y su estado actual. El legendario cineasta ha compartido una nueva reflexión sobre hacia dónde se está dirigiendo la industria y cómo está tratando las producciones que crea.

Con la proliferación de los servicios de streaming, que apuntan a todas las direcciones posibles ya sean series, películas, documentales o lo que sea, se ha hecho más habitual hablar de «contenido» más que de términos que antaño servían de frontera entre medios. Scorsese advierte que esta jerga puede terminar devaluando el propio material que se crea y que acaba haciendo el juego a las grandes compañías que no ven más que un mercado que explotar.

Hace 15 años el término ‘contenido’ sólo se escuchaba cuando la gente discutía el cine a un nivel serio, y era como contraste y como medida contra la ‘forma’. Luego, gradualmente, se ha ido usando más y más por la gente que se ha hecho con los medios, la mayoría sin saber nada sobre la historia de la forma del arte, o incluso le ha importado pensar que debería, ‘Contenido’ se ha vuelto un término de negocios para todas las imágenes en movimiento: una película de David Lean, un vídeo de gatos, un anuncio de la Super Bowl, una secuela de superhéroes, una serie.

Eso iba ligado, por supuesto, no a la experiencia cinematográfica, sino al visionado desde casa en las plataformas de streaming que han venido a superar la experiencia de ir al cine, al igual que Amazon superó a las tiendas físicas. Por un lado, esto ha sido bueno para los cineastas, y me incluyo. Por otro lado, ha creado una situación en la que todo es presentado al espectador en igualdad de condiciones, que suena democrático pero no lo es. Si el visionado es ‘sugerido’ por algoritmos basados en lo que ya has visto, y las sugerencias se basan sólo en cuestión de tema o género, ¿que le hace eso entonces al arte del cine?

Scorsese no esconde que él mismo necesita de las plataformas para poder hacer el cine como él pretende y entiende, pero no esconde que las prácticas hacen a veces flaco favor a sus estrenos. Por ello reivindica la labor de servicios como MUBI o el Criterion Channel (y si viviera aquí, probablemente le gustaría también Filmin), que no sólo ofertan «contenido», sino que también aportan recomendaciones más pertinentes, un «curator» más humano y menos automático.

Seleccionar no es antidemocrático o ‘elitista’, un término que se ha usado tan a menudo que se ha vuelto falto de significado. Es un acto de generosidad. Estás compartiendo lo que amas y lo que te ha inspirado.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments