Una vez terminado el periplo con Marvel y su etapa como Iron Man, unido al intento fracasado de Dolittle (que sigue siendo una de las películas con más recaudación de 2020, pero ya se acuerda de ella), a Robert Downey Jr. le quedan pocas franquicias a la que agarrarse. Por eso quiere exprimir todo lo que pueda de la única que cuenta con ciertas garantías.

Se trata de su versión cinematográfica de Sherlock Holmes, con Guy Ritchie detrás de las cámaras, y que tiene planificada una tercera entrega para diciembre de 2021 (bueno, veremos). Pero RDJ no quiere que la cosa se quede ahí, y está pensando en planes de expandir el universo:

En este punto, creemos que no hay un misterioverso creado en ninguna parte, y Conan Doyle es definitivamente la voz en ese área, creo, hasta hoy. Así que para mí, ¿por qué hacer una tercera película si no vas a poder expandirla en otras gemas de diversidad y otras épocas y elementos?

Según ha añadido su productora y esposa Susan Downey en la misma entrevista, se habla de potenciales spin-offs de personajes que aparecerán en la siguiente película, además de “ver qué pasa en el ámbito de la televisión” y hacer “cosas con HBO y HBO Max”. De momento todo conceptos vagos, pero está claro que quieren hacerle competencia a Marvel en su propio juego.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments