Ya sabemos que hacer películas con David Fincher es algo muy laborioso y hasta agotador. Pero ahora, imaginad ver alguna película con él. Siendo tan atento a los detalles y perfeccionista, ¿no creéis que sería imposible tenerlo callado durante el visionado? Brad Pitt confirma que sí, ver pelis con él también parece agotador.

Es uno de los  expletivos más graciosos que he conocido jamás. Él se pasa todo el rato murmullando cosas como ‘Ese plano funciona. Ese es malo. ¿Por qué pones el inserto del guante ahí? ¡Estabiliza!’. Es como ver el fútbol americano con Bill Belichick.

No es el único impresionado por cómo ve Fincher las imágenes. Steven Soderbergh explicó la siguiente anécdota de cuando fue invitado a la sala de montaje cuando estaba en post-producción de La habitación del pánico.

David apuntaba con un láser, e hizo un círculo en una sección de un muro en la parte superior de la imagen, y dijo ‘Eso es un cuarto demasiado brillante’. Tuve que salir de la habitación. Tuve que salir fuera y respirar profundamente, porque pensé ‘Oh, Dios mío. ¿Ver así las cosas? ¿Todo el tiempo? ¿En todos lados?’. Yo no podría hacerlo.

Hay que quererle.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments