No está siendo fácil el estreno de la película en solitario de el Joker, protagonizada por Joaquin Phoenix. Su paso por festivales de cine se ha saldado con nada menos que el León de Oro, el galardón más importante del Festival de Venecia, pero las críticas de su paso por dicho festival y por el de Toronto están siendo muy divididas. Ya hasta se están produciendo debates encarnizados a favor o en contra de la película por gente que no ha tenido la posibilidad de verla.

Pero la oposición más serie viene por parte de familiares de las víctimas del tiroteo en Aurora, Colorado, durante la proyección de El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace en 2012. Las familias han escrito una carta a Warner Bros, distribuidora de la cinta, no pidiendo su boicot pero sí para mostrar sus preocupaciones al respecto. «Me basta ver una promo de Joker para ver la imagen del asesino [que efectuó los tiroteos]», expresó la madre de una de las fallecidas en dicha masacre. «Me aterra que el próximo que esté al borde de ser un asesino de masas se vea motivado por esta película».

Las familias no piden por una retirada de la cinta, pero sí piden a la productora que aprovechen «su influencia en el congreso para hacer presión por medidas que regulen la venta de armas».

Warner Bros ha lanzado un comunicado respondiendo a esta solicitud, donde remarcan su apoyo para legislar medidas para el control de armas así como sus donaciones a asociaciones de víctimas de diversas tragedias relacionadas con las mismas. En el mismo comunicado remarcan que «ni el Joker ni la película suponen un apoyo de la violencia de ningún tipo en la vida real», dejando claro que «no es intención de la película, ni de los cineastas ni del estudio de colocar a este personaje como un héroe».

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments