No es extraño que algunos directores aconsejen o incluso demanden a sus actores que vean determinadas películas o piezas audiovisuales para inspirarse, o se hagan una idea de la visión que tienen para su futuro proyecto. En este caso, Wes Anderson tenía una idea muy concreta para su nueva peculiaridad, The French Dispatch.

El reparto de la cinta, que se estrena este próximo 11 de julio, cuenta con un extensísimo reparto en el que figuran nombres como Benicio del Toro, Adrien Brody, Tilda Swinton, Léa Seydoux, Frances McDormand, Timothée Chalamet o Bill Murray. Como preparación, el director les proporcionó a reparto y equipo de rodaje, según asegura el director de fotografía Robert Yeoman, «una extensa librería de DVDs, libros y artículos de revista».

Yeoman también comenta que Anderson seleccionó una lista de cinco películas para ver antes de comenzar el rodaje. Un listado que, asegura, «nos transmitió la energía de las películas francesas de la época, tanto temáticamente como estilísticamente». Las películas seleccionadas eran: 

  • Vivir su vida (Jean-Luc Godard, 1962)
  • Las Diabólicas (Henri-Georges Clouzot, 1955)
  • En legítima defensa (Henri-Georges Clouzot, 1947)
  • El Placer (Max Ophüls, 1952)
  • Los 400 Golpes (François Truffaut, 1959)

No es la primera vez que Wes Anderson expresa su devoción por la película de Truffaut. En entrevistas previas ya habló de ella como una de sus películas favoritas, así como «la película en particular que creo que fue la razón por la que empecé a pensar que me gustaría intentar hacer cine».