«Yo quiero hacer algo más atrevido, pero ellos prefieren algo más aceptable»: uno de los creativos de Netflix explica por qué ha terminado su acuerdo con la compañía

Es complicado decir esto de la compañía de streaming más potente del mercado, pero Netflix parece estar teniendo ciertas dificultades. La competencia parece estar mejorando con un modelo diferente, mientras que su estrategia de lanzar kilos de pasta contra la pared a ver qué se queda pegado, unido a su decisión de estrenar sus temporadas de golpe, parece más en duda que nunca. Además, se le está complicando poder retener al talento diverso del que tanto presumen y por el que han apostado fuerte.

Ahí está el caso de Kenya Barris, uno de los creativos por los que la compañía hizo una fuerte puja de 100 millones para crear contenido para ellos, que acaba de poner fin a dicho acuerdo en los últimos meses. En su lugar, ha creado su propia productora donde desarrollará proyectos para la televisión en abierto que, según explica el creador de #blackAF, ya no se diferencia tanto de la «nueva tele» de la que Netflix tanto presume ser.

Para Netflix, digamos que conseguimos 35 millones de espectadores, ellos decían: ‘Bueno, no es ‘Madres forzosas». No sé si mi voz es la voz de Netflix. El material que quiero hacer es un poco más atrevido, un poco más intelectual, un poco más embriagador, y creo que Netflix quiere estar en el medio. Netflix se convirtió en CBS.

Ellos decían: ‘No entendemos esto’, y yo les decía: ‘Te prometo que aquí hay algo’. Y fueron muy amables, dijeron: ‘Puede que sí’, pero en ese momento parecía que estábamos persiguiendo algo en lugar de adelantarnos y ser previsores.

Con todo, Harris explica en su reportaje para The Hollywood Reporter que no terminaron en malos términos con Ted Sarandos, jefe de la compañía. Harris asegura que vino «a salvarme con una oferta más que generosa y me dejó actuar» cuando nadie más le dejaba hacerlo, a pesar de tener una serie de relativo éxito con Black-ish, y luego pudo producir, además de su propia serie, un especial de comedia de Deon Cole y el programa de sketches Astronomy Club, con muchos cómicos negros. Sin embargo, sus críticas parecen mostrar como ciertas cosas en el modelo no terminan de cuadrar.

VíaThe Hollywood Reporter
Artículo anteriorDeep States: los australianos Tropical Fuck Storm sacarán su tercer disco en agosto
Artículo siguienteLa misteriosa debacle de John Boyega: ¿qué hay detrás de su abrupta salida de la última producción de Netflix?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.