El futuro de Mindhunter, una de las mejores series en Netflix con diferencia, parecía muy incierto. David Fincher, su principal responsable, se puso a trabajar en Mank, su última película, tras terminar la segunda temporada, y congeló las conversaciones sobre una tercera.

Ahora que la película está terminada y a la vuelta de la esquina, y Fincher está hablando para promocionarla, es inevitable que salgan preguntas sobre la posible continuidad de la serie. Y el propio director ve bastante claro que el proyecto está más terminado que vivo:

Creo que es probable. Mira, por la audiencia que tuvo, era una serie cara. En su momento dijimos ‘Termina ‘Mank’ y veamos cómo te sientes’, pero honestamente no creo que vayamos a poder hacerla por menos de lo que teníamos para la temporada dos. Y, llegado a cierto punto, tienes que ser realista sobre que los dólares tienen que igualar a los visionados.

No son sólo los términos económicos los que provocan esta probable muerte prematura. Fincher alude a un agotamiento físico y creativo como otro de los motivos para su perdida de interés en seguir peleando con la compañía de streaming.

Hicimos la primera temporada de ‘Mindhunter’ sin showrunner, conmigo teniendo que manejar todo cada semana. Empezamos a recibir guiones para la segunda temporada, acabé echando un vistazo a lo que había escrito y decidí que no me gustaba nada. Así que lo descartamos y empezamos de nuevo. Traje a Courtenay Miles, una asistente de dirección que quería escribir, y acabó haciendo de co-showrunner de ‘Mindhunter’. Pero es un trabajo de 90 horas semanales. Absorve todo en tu vida. Cuando terminamos, estaba agotado, y pensé ‘No sé si tengo ganas de hacer una temporada tres’.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments