En la presentación de The Suicide Squad tanto el director James Gunn como el resto del equipo nos advirtieron de que “no nos encariñemos demasiado” con ninguno de los personajes, en clara advertencia de que puede morir cualquiera en la matanza que promete ser la secuela/reboot de DC. Aunque quizá podamos apostar por la continuidad de Harley Quinn y, probablemente, Peacemaker.

Al menos eso deducimos de la decisión de Warner de darle directamente una serie de ocho episodios al personaje que interpreta John Cena. HBO Max ha dado luz verde a una serie de origen que tendrá al propio Cena de protagonista y productor ejecutivo, y también al mismísimo James Gunn escribiendo la serie y dirigiendo varios capítulos, entre ellos el piloto.

Es cierto que al ser serie de origen aun puede morir en la escabechina que se avecina, así que no afectará demasiado más allá de tener más oportunidad de ver a este personaje “tan obsesionado con la paz que está dispuesto a matar por ella”. O, como lo han definido el mismo Cena y Gunn, “una versión cretina del Capitán América”. Gunn podrá ponerse a trabajar en la serie antes ponerse a trabajar en Guardianes de la Galaxia Vol. 3.

Artículo anteriorPor si os quedáis con ganas de más Oh Sees, en diciembre sacan otro álbum más y en nada otro EP
Artículo siguiente«Reznor me dijo que me fuera a repartir pizzas»: Richard Patrick de Filter recuerda el momento en el que dejó Nine Inch Nails

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.