Ha dolido mucho que David Fincher haya confirmado que, en efecto, la tercera temporada de Mindhunter ahora mismo es una utopía irrealizable. El director, que se encuentra a las puertas de estrenar Mank en Netflix y acaba de firmar un acuerdo de exclusividad por cuatro años con la compañía, no ve la serie entre sus planes de futuro.

El cineasta ha vuelto a hablar sobre la serie y por qué ha perdido el interés en seguir con ella. Para Fincher, está claro que el servicio de streaming no está dispuesta a invertir la cantidad de dinero necesaria para hacerla como es debido, dado que los números no cuadran.

No sé si tiene sentido continuar. Era una serie cara. Tenía una audiencia muy apasionada, pero nunca conseguimos los números que justificasen el coste.

El agotamiento es otro de los motivos apuntados para dejar marchar este proyecto que, como bien ha dicho, tiene seguidores muy fervientes. Su productor Peter Mavromates comenta en el mismo perfil que todo el proceso «era agotador», y que el director «cuando no estaba dirigiendo un episodio, lo estaba supervisando».

Fincher asegura que descansar de la serie ha sido un enorme alivio para él.

Ciertamente necesitaba un tiempo alejado de ello. Estábamos todos manos a la obra para acabar [la segunda temporada] y no teníamos los guiones ni esquemas ni la biblia para una tercera temporada. Voy a admitir que sentí un poco como ‘No sé si estoy preparado para pasar otros dos años en el semisotano.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Pia
Pia
1 day ago

Terrible noticia, es una de las mejores series. Habla muy mal del director empezar sin terminar algo, es como dejar a medias algo