Después de aquel final del festival con David Guetta y las lógicas críticas por cómo había quedado el festival, el pasado año Monegros Desert Festival anunciaba su regreso con nombres como Paul Kalkbrenner, Richie Hawtin y Amelie Lens. Una suerte de artistas de sobra vistos y algo de savia nueva. Sin embargo, sabía a poco después del ruido que habían hecho. Pero hace unos escasos minutos han presentado la primera mitad del cartel y la cosa ya va tomando forma. No solo vuelven a los orígenes de hip hop y techno por los que siempre habían apostado, sino que añaden nombres bastante interesantes que por el momento no se han visto este curso ni anteriores en el panorama patrio festivalero.

Entre las confirmaciones a destacar: en el apartado rapero destacan Wu-Tang Clan y SFDK para atraer al público del sector, y algún otro viejo conocido como Dima, el otro alias de Vitalic. Hasta ahí, todo dentro de lo normal, cosas previsibles. Después ya empiezan a llegar propuestas interesantes como 999999999 vs Adam Beyer, Ancient Methods vs Vatican Shadow, Boston 168, Anetha, más veteranos como Ben Sims o Basement Jaxx, aunque en dj set, músculo con I Hate Models (con un debut recomendable), DVS1 o SNTS, más groove con Fjaak, la oscuridad de Phase Fatale, el pack Polegroup de Oscar Mulero b2b Reeko b2b Exium… Y luego las cosas que siempre han llegado al festival como Luciano o Marco Carola. Previsibles y poco ilusionantes, pero con su público. En resumidas cuentas, buen avance, Monegros quiere volver a ser visita obligada techno con sus distintas variantes. Eso sí, también está la otra cara más comercialoide y reconocida, pero era previsible que se cubriera esa parte.