Anuncios

Actress — AZD

El inglés sale de la UVI y empieza a exhibir el talento que le define


Ya tras el lanzamiento de Ghettoville (Werk Discs, 2014) se especulaba con la posible retirada de Darren J. Cunningham, Actress, del mundo de la música. Aquél obituario finalmente acabó siendo una nota para describir el camino elegido para esa obra, un repliegue sonoro en el que apelaba al minimalismo, una tendencia que han rescatado -o que les ha llevado a la deriva, depende del artista y según se mire- varios de los productores internacionales más interesantes en la actualidad. Tras la falsa alarma, volvió a hacer exhibición de su gusto el año siguiente con su DJ Kicks, y al fin tres años después de su anterior largo, nos llega su continuación, AZD (Ninja Tune, 2017).

Una vuelta a los sonidos que le hicieron un artista único

Un álbum que en sus primeros minutos parece que vuelve a transitar por ese minimalismo del ghetto que casi llevaba a la ausencia de melodía y a aristas sonoras tan livianas que eran de difícil percepción. Aunque en el segundo corte, ‘UNTITLED 7’ ya se empiezan a escuchar los primeros bombos, eso sí, acompañado de ese aire de outsider house que flota en el ambiente no sólo en este tema, sino en todo el disco. Algo que muestra, claramente, el giro de guión que Actress ha tomado con respecto a los dos primeros. Y dejo fuera adrede a R.I.P (su obra cumbre para quien escribe), porque la novedad más importante de este álbum es la recuperación progresiva del sonido que le ha hecho ser una de las figuras más interesantes de la electrónica del siglo XXI.

https://www.youtube.com/watch?v=Us5d9XrqlZU

Precisamente en el tercer tema, ‘FANTASYNTH’, Cunningham ya deja trazas del disco mencionado en el párrafo anterior, lo que es sin duda una grandísima noticia. Se aleja de Ghettoville, y sin volver a su sonido más electrizante, recupera la esencia de ese tercer largo. En esta pieza está esa melodía sensible y refinada que jalona una base que sin los detalles secundarios como ese reloj de cuco de fondo, no sería nada. Es sin duda otro de los ejes de este álbum, hay minimalismo, sí, pero con sentido; recuperando los detalles y la melodía para tejer una red de sonidos en los que caer narcotizado mientras los escuchas detenidamente. En cada (atenta) escucha descubres nuevas texturas que el inglés ha introducido quirúrgicamente.

Un álbum que esconde mucho más de lo que parece de primeras

AZD es un disco nocturno, es lo que transmite y además es el momento ideal para dejar que toda su atmósfera fluya en tu cabeza. Y uno de los momentos álgidos es la maravillosa ‘X22RME’, con todo su sonido contaminado, su motor intenso y su ambientación dejando en las alturas su creatividad. Después, como pasa en el resto del disco, vuelve a haber alguna bajada con pasajes demasiado abstractos que se acercan a su anterior LP o ambientaciones que tiran de sonidos de R.I.P en un terreno de outsider house. Entra en pozos muy profundos de exploración para después salir con temas vibrantes y coloridos como ‘VISA’, el baño digital encargado de despedir el álbum con la incertidumbre de ver cómo continuará en el próximo.

Una incertidumbre que llega primero por lo (gracias al altísimo) impredecible de Actress, y segundo porque aunque el disco se encamina claramente a recuperar unas estructuras que habían sido eliminadas, sigue demasiado abierto en varias direcciones. Cuál de ellas cogerá es imposible de saber, pero lo importante es que de momento haya vuelto a exhibir su talento en varios momentos de notable calidad, con una interesantísima introspección en su sonido. Ahí está su reinterpretación del Requiem de Faure o la disyuntiva presentada entre la tecnología y la naturalidad propia reflejada en la portada. Además, que el disco se llame AZD, un anagrama con DAZ (como le llaman sus colegas), es otra forma de reivindicarse y de recordar que está aquí otra vez, aprovechando aquello de que se iba a retirar. Autoafirmándose en su independencia como artista.

https://www.youtube.com/watch?v=3LY14eEqcQQ

No es desde luego un álbum a la altura de lo mejor que ha hecho, porque eso son palabras mayores, pero se trata de una gran salida después del bache y otra muestra de que ese obituario ya queda en el olvido. Esperemos que por mucho tiempo. Igual que cuando un nuevo artista empieza y tantea los terrenos que podría tocar para elegir un camino, aquí todo vuelve a estar por redescubrir. Aquí Actress ha vuelto a nacer.

7,8/10

Anuncios