Anuncios

Answer Code Request — Gens

Viajes claroscuros ejecutados magistralmente


Aunque la IDM sigue siendo uno de esos géneros que mejor aguantamos a pesar de que vengan en su formato más purista, cuando se cruza con otros estilos siempre hay razón de más para alabar los resultados. Eso es lo que ha hecho el berlinés Patrick Gräser, Answer Code Request, con su segundo álbum, Gens (Ostgut Ton, 2018), con el que ha vuelto al formato en largo cuatro años después. Si bien en su trabajo anterior los protagonistas eran el techno y el ambient, esta vez la concatenación sonora ha tenido lugar con un amagos de dub techno y algo del primer género mencionado.

Melodías ambientales y ligeras sacudidas technoides

El resultado no se puede ocultar, es uno de los trabajos más interesantes en lo que va de año a muchos niveles: sus atmósferas, los juegos con el tempo y las texturas que ofrece en los cortes más centrados en la escucha atenta. Ha puesto estructuras IDM en cuanto a bases y percusiones al servicio de ambientaciones de todo tipo, a veces con un molde más dub, otras con melodías más ensoñadoras. Una válvula de escape que ha dejado totalmente diluido el ingrediente technoide que se encontraba en su álbum y que dejó un grato sabor de boca por su imaginería futurista con olor a Detroit.

Sin embargo, en este segundo largo, Gräser ha decidido explotar ese talento ambiental que tenía su primer disco, y que le deja en algún lugar entre The Black Dog y Biosphere. Si bien Gens empieza precisamente con la calma propia del productor noruego, poco a poco va cayendo en diferentes campos sonoros, sea en el dub de ‘Sphera’, la oscuridad ambient techno de ‘Sensa’ o los paisajes escapistas de ‘Orarum’. Una primera mitad más lineal en las canciones que evoluciona muy favorablemente en la segunda parte del álbum.

La segunda mitad y sus claroscuros marcan la diferencia

Se trata de una segunda parte marcada por las texturas, por sonidos que varían en cada arista y que ofrece muchos más detalles, lo que enriquece sobremanera la experiencia. Ahí está por ejemplo el ritmo barbitúrico de ‘Cicadae’, con beats en segundo plano que van y vienen junto a una línea eléctrica que ofrece una sensación a mitad de camino entre el desasosiego y la tranquilidad. Algo que contrasta con el siguiente corte, ‘Res’, que lleva a un terreno evocador que apunta de forma ascendente. Una pendiente que repentinamente se vuelve escarpada con la pulsión techno de ‘Audax’ y ‘Tu’, de nuevo marcada por capas secundarias que le dan un toque ensoñador e indudablemente cósmico a Gens.

Los temas de Answer Code Request son como lienzos en negro en la base sobre los que sacude la brocha, salpicando partes de pintura viva que caen de forma indiscriminada sobre el cuadro. El resultado, un viaje que recupera las texturas que no tuvieron todo su protagonismo en su debut, y que en conjunto, suponen una reinterpretación del ambient y los requiebros IDM de los grandes clásicos a los que huele la interesantísima línea que está siguiendo el productor alemán. La portada del disco es su mejor definición.

7,7/10

Anuncios