Consolidando el proyecto


Encasillar a un proyecto como Avatarium sólo en el puro doom metal sería pecar de excesivo simplismo y, además, sería negar el margen de acción y creatividad del grupo sueco. Su paleta de colores incluye matices tan ricos propios del progresivo, toques potentes y épicos del heavy y, además, cierta querencia por los alucinantes modos de la psicodelia.

Sin embargo, lo que más aportó para que se ganaran un hueco en nuestro corazón de metal fue el buen hacer y la enorme calidad de sus dos primeros trabajos de estudio. Era interesante cuestionarse hasta cuánto podría extenderse esta racha de acierto y creo que podemos decir que con Hurricanes and Halos (Nuclear Blast, 2017) se terminó el periodo de encadenar notables altos y llega la hora de establecerse en el notable a secas.

No es una bajada drástica de nivel, pero sí que es cierto que, a pesar de la mayor diversificación a la hora de tocar sonidos que muestra el disco, el sabor que deja el mismo no es tan satisfactorio como con sus predecesores. Las comparaciones son odiosas, lo sé, pero aún así Avatarium son capaces de dejar pinceladas de calidad como en ‘Medusa Child’ o ‘The Sky at the Bottom of the Sea’, que no es poco. Veremos cuántos discos más de este nivel son capaces de entregarnos.

7,4/10

Artículo anteriorJitazos inmortales (XXXIV): ‘Desaparecer’, de Los Planetas
Artículo siguienteSónar 2017, jueves y viernes: algunos pinchazos grandes y el triunfo de los nombres más modestos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.