Debut con orientación art punk para romper burbujas monótonas


Muerta y en plena decadencia la ola del post-punk revival, empezaron a nacer otros grupos más pequeños y con menos pegada comercial que los de esta primera y ya agotada ola. Asistimos al nacimiento del post-post-post-punk; post-punk por todas partes, en sus versiones más normalitas y ortodoxas, pero también en otras que abogaban por algo más de tensión, de más Punk. Algunos de esos grupos han ido evolucionando y sus propuestas hoy son mejores. Grupos más ortodoxos o punks, pero ¿y dónde quedaban los arties? ¿Y el art punk? Igual que pasó con Wire, que parecieron quedarse en un vacío legal, con actitud y raíces punk, pero sin caer en los tiempos incendiarios o el anti virtuosismo -siempre fueron bastante estilosos-, hay algún grupo que tímidamente, tímidamente; se asoma por ese terreno. B Boys.

Pinchar la burbuja post-punk en el sentido correcto

El trío neoyorkino ha debutado este año con Dada (Captured Tracks, 2017), un álbum que se encuentra a mitad de camino entre aquella ola de grupos del post-post-post punk (Holograms, Protomartyr, Grave Babies…) y los que han decidido tirar por una vía alternativa, véase Ought o Algiers. Por un lado explotan ese tempo más frenético y hooligan de los primeros -y que en algunos ya está evolucionando, como decíamos-, pero con un claro referente en su sonido: Wire. Proyectan ese mismo estilismo con tempos variados, partes más oscuras -sobre todo en su EP- y unas guitarras que son casi idénticas a las del icónico grupo londinense. Aquí que cada cual abra el melón de la fina línea que hay entre el plagio y la influencia como quiera.

De hecho, el enfoque wireístico es mucho más notable en el largo, mientras que en el EP se movían en esos parámetros sonoros pero sin sonar tan obvios. Es inevitable escuchar el tema que abre el disco, ‘B Boys Anthem’ o ‘Flatlands’ y no pensar en los Wire del ‘Three Girl Rhumba’ (aquello que plagiaron Elastica), es decir, del Pink Flag (Harvest, 1977): la distorsión de la guitarra, el ambiente… Joder, sobre todo en Flatlands son Wire en 2017. O lo que podrían ser, los de verdad son hoy otra cosa de la que podemos hablar otro día. En cualquier caso, no se puede negar la seriedad con la que suena.

Vida más allá de Wire

Y no, no todo es ese grupo del que tanto estamos dando la chapa. B Boys también se dan un paseo por los lodos ochenteros del género, orientándolos al post-punk de hoy, como se ve en ‘I’, con esos punteos tan añejos que después se bañan en una distorsión típica de grupos como Protomartyr o Eagulls. Un disco por lo general corto, con temas que entran fácil y rápido, herencias del punk, salvo algún remojón más lento y clasicón artie como ‘Fade’, que contrasta con los vapuleos que meten al poner la quinta en ‘Energy’, al más puro estilo de los mejores Parquet Courts. Bajos y guitarras monolíticas, baterías repetitivas y pseudo spoken word macarrero para golpear en la cara.

Con todo, a pesar de la interesante orientación sonora del grupo, hay una pequeña tendencia a abusar de los acordes wireísticos, incluso en la entonación semi desbocada del vocalista, en algunos medios tiempos como ‘1 2 Reminder’. Sin embargo, luego llegan esos garbeos frescos y espontáneos como ‘Fear It’, con los ochenta en el retrovisor y al volante la actitud y el sonido de hoy. De nuevo, cayendo con estribillos que amagan con ser pequeños himnos de taberna, sin tirar de poses impostadas. El tema deriva en una maraña punteística que a veces se derrama durante el disco y que vuelve de nuevo a ese vacío legal que hay en el art-punk, con talento, técnica e inmediatez punk.

https://hipersonica.com/la-playlist-de-la-semana-i-post-punk-de-ayer-post-punk-de-hoy-2ef244523911

Así pues, (casi) todo a favor para B Boys. Buenas referencias, notable ejecución y con un amplio abanico sonoro para demostrar que tienen talento sobrado y que les deja varias vías de exploración abiertas. Además, cuentan con una interesante instrumentación, que sale a veces de los cánones establecidos, y se agradece, huyendo de la sincronización entre todos, lo que hace a su vez que se rompa la sensación de monotonía que a menudo tanto arrastran los nuevos post-punkeros. Queda claro con esa portada de dónde vienen. Esperemos que sigan esta senda. Prometen mucho.

7,7/10

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments