Beabadoobee – Fake It Flowers

Fake It Flowers lleva sonando como uno de los discos que hay que escuchar de este año desde que Beatrice Laus consiguiese un algo inesperado éxito mundial con ‘Death Bed‘, canción propulsada por su éxito en un tiktok donde, sinceramente, lo que menos encontramos es espacio para el indie, el alt-rock y los sonidos guitarreros en general. Beabadoobee triunfó como sleeper en el entorno menos previsto y eso ha posicionado su debut como algo parecido a un acontecimiento.

Si vivisteis los 90, rápidamente vais a sentir un punzante déjà vu: el de una artista enamorada de los discos en los que las guitarras indie-rock rebajaron su fiereza, se domesticaron al servicio del viento que soplaba a favor y consiguieron colarse en radiofórmulas, listas de éxitos, bandas sonoras. Es Fake It Flowers un disco que no tiene miedo a sonar tan 90s que podría ser acusado de revivalista alt-rock si no fuese porque vivimos en eterno retorno continuo y mejor ser más contenido y seguir al pie de la letra que hacer un disco que mezcle todo lo de aquellos años y te salga algo tan cargante como el Motherhood de No Joy.

Comparte Fake It Flowers el mismo pecado original que ya sufrieron los discos en los que se mira: una producción tan pulcra como roma, que tiende a pulir tanto las aristas de las canciones que, más que suavizarlas, las difumina. No, no te vas a sentir incómodo en ningún caso en un disco pensado para ser confortable, dulzón; a veces demasiado.

Así que precisamente las mejores canciones son las que se salen de ese corpiño y se acercan más a Throwing Muses o Liz Phair que a Lisa Loeb o Belly. ‘Charlie Brown‘ es poderosa, como lo son los juegos de balada psych de ‘Emo Song‘ o los de calma-tormenta de ‘Sorry‘. No le queda mal tampoco el acercamiento a unos Sundays orquestales de ‘Horen Sarrison’. Todas están colocadas todas ellas en la mitad de un disco que, sí, suena a muchas cosas ya oídas, pero que es también inteligente para apelar al oyente de hoy y para secuenciar su minutaje de manera que no canse.

Debut superado. Queda ver si lo que Beabadoobee ha dicho una y otra vez que son sus influencias en Fake It Flowers (Elliott Smith, The Moldy Peaches, Pavement, Mazzy Star, The Beatles, Simon and Garfunkel y Daniel Johnston), y que no aparecen casi nunca por aquí en vez de otras más claras que no cita acaban cristalizando en algo más personal.

Algunos datos básicos de Fake It Flowers

  • Qué es: Fake It Flowers es el álbum de estudio debut de la cantante y compositora filipino-británica Beabadoobee.
  • Discográfica: Lo lanza el sello independiente británico Dirty Hit el 16 de octubre de 2020.
  • Estilo: Bedroompop, indie-rock, lo-fi
  • Singles: ‘Care’, ‘Sorry’, ‘Worth It’, ‘How Was Your Day?’, ‘Together‘. La versión japonesa contiene una canción extra, ‘First Date’

Canciones y dónde escucharlo/descargarlo

1.«Care»3:14
2.«Worth It»3:14
3.«Dye It Red»3:09
4.«Back to Mars»1:50
5.«Charlie Brown»2:32
6.«Emo Song»3:38
7.«Sorry»3:53
8.«Further Away»3:07
9.«Horen Sarrison»5:35
10.«How Was Your Day?»4:20
11.«Together»3:20
12.«Yoshimi, Forest, Magdalene»3:24

Escúchalo en Apple Music

Canción a canción

Care
“En cuanto tomó forma, supe que iba a ser la primera canción. Describe todo el sonido de Fake It Flowers, las guitarras en primer plano y ese aire de nostalgia. La letra habla de que nunca me va a entender nadie, pero voy a cantar con el corazón y no me va a importar una mierda si no te gusta. Quería una buena canción de pop radiofónico, algo que pudiera sonar al final de la comedia romántica de 1999 10 razones para odiarte”.

Worth It
“Esta canción es sobre las tentaciones que tienes cuando estás de gira y lejos de casa, las estupideces que puedes llegar a hacer cuando estás sola en una habitación de hotel. Me costó terminarla, pero estoy contenta de haberla escrito porque fue como poner punto final a esa parte de mi vida. Musicalmente, transforma una mala situación en algo bueno. Quería hacer un disco que la gente pudiera poner para bailar en la habitación, aunque las canciones sean así de deprimentes”.

Dye It Red
“En realidad, esta canción no habla de mí, sino que son historias sobre chicos estúpidos que me ha contado la gente. No tengo filtro con las letras. También habla de sentirte a gusto contigo misma. A veces, siento que soy una hipócrita al cantarla, porque siempre me importa lo que piense mi novio. Pero no debería importarme, ¿no? Quería que al final se disolviera en un desorden maravilloso, sobre todo en la parte que canto ‘You’re not even that cute, that cute’ (Tampoco eres tan mono, tan mono). Me pareció divertido y descarado”.

Back To Mars
“Aquí es donde me parece que el álbum empieza a sonar más oscuro. ‘Care’ y ‘Worth It’ son el nivel superficial de mis problemas. Aquí es donde las cosas son más profundas, en plan ‘por esto estoy hecha una mierda’. La canción es un homenaje al tema espacial de mi EP Space Cadet, que es donde iba a aparecer en un principio. Esta es la segunda toma que grabé, yo sola con la guitarra, y después Pete (Robertson) metió esos sonidos atmosféricos tan alucinantes. La escribí como una canción muy rápida, con la batería a todo trapo, pero es muy inocente”.

Charlie Brown
“¡Esta es muy intensa! Y los gritos que pego fueron seguramente la parte más divertida de toda la grabación del disco. Me preguntaron si estaba preparada para gritar, y yo no paro de gritar cuando estoy sola en mi habitación, así que respondí ‘desde el día que nací’. Quería hablar de una situación por la que estaba pasando como si quisiera sacarla de dentro. Y no hay mejor forma de hacerlo que gritando. Tengo una tira de Carlitos tatuada en el brazo. De pequeña estaba obsesionada con Snoopy”.

Emo Song
“En un principio, esta también iba a ser bastante intensa, pero Pete sugirió que la convirtiera en un tema supertriste y lento. En esta parte del disco, las canciones se entrecruzan. Lo hice a propósito porque están hechas todas a la vez. La letra habla de mi infancia, de cómo me afectó cuando era adolescente y de lo que hice para salir de todo lo que me había pasado”.

Sorry
“Si mi voz suena vulnerable en esta canción es porque estaba medio llorando mientras la grababa. Fue difícil de cantar porque es muy honesta. Habla de una situación triste de verdad, de alguien que conozco y quiero mucho. Tuve una adolescencia bastante salvaje. Mis amigos y yo hacíamos a los 15 años lo que la gente suele hacer en la universidad. Cualquier exceso es malo. Y la verdad es que nos pasábamos con las drogas. Para algunos fue demasiado y terminaron en psiquiátricos. Es triste ver cómo la vida de alguien se desvanece, sobre todo cuando sabes que podría haber sido fantástica. Ojalá hubiera estado más presente, pero cuando es tan difícil de ver, tiendes a alejarte. Fue un desahogo sacarlo todo fuera. Y dije que lo sentía, al menos mentalmente, pedí perdón”.

Further Away
“Siempre he querido ser una princesa de Disney. Cuando llegan los arreglos de cuerda quería sentirme como una princesa. Aquí el álbum empieza a sonar más positivo, hay un sentimiento de esperanza. La canción es sobre la gente que se portó mal conmigo cuando era pequeña y lo tontos que eran. Pero en el fondo nada es lo que parece, también ellos estaban pasando por los mismos problemas”.

Horen Sarrison
“Esta es una canción de amor de seis minutos en los que no dejo de decir ‘estoy enamorada’. Tal cual. Pretende ser ridícula, muy de princesa de Disney. Cuando se la puse a Pete, le tarareé cómo tenían que sonar las cuerdas. Él le dio vida a la canción y se lo agradezco. Claramente, es la canción más grandiosa del álbum. Y es muy divertida de tocar porque solo hablo de lo enamorada que estoy. Quería una canción para cada estado de ánimo y esta es para los momentos de felicidad. Y habla de Soren Harrison. Me hacía gracia cambiar las iniciales y llamarla ‘Horen Sarrison’. Es una tontería”.

How Was Your Day?
“La grabé en el jardín de mi novio. La letra habla de mi trayectoria y de lo difícil que era estar lejos de casa y echar de menos a la gente. Y se me ocurrió que tenía sentido volver a mis raíces para grabarla, en un cuatro pistas chungo, con una guitarra a la que le faltaba una cuerda. Fue muy refrescante. Siempre hablamos de que el disco tuviera un momento ‘Coffee’, solo yo con la guitarra. Y tenía ganas de hacerlo, pero no sabíamos cómo. Cuando llegó el confinamiento, me dije: ‘Lo haré al estilo Daniel Johnston’”.

Together
“Esta es un homenaje a las tías que tocan rock sobre un escenario, a Veruca Salt o Hole. Escribirla me hizo darme cuenta de muchas cosas. Por ejemplo, que tengo un problema de dependencia, pero también que a veces está bien ser como eres. Estar juntos está bien, pero si es todo el tiempo, no es muy sano. Otra vez, la idea era partir de una situación triste, volcar el corazón en una canción y gritarlo a los cuatro vientos. Y me hizo sentir cierto poder”.

Yoshimi, Forest, Magdalene
“El título de la canción son los nombres que quiero poner a mis hijos. Canto ‘You’ll never leave me because you think I’m pretty, so we’ll have lots of babies called Yoshimi, Forest, Magdalene’ (Nunca vas a dejarme porque piensas que soy guapa, vamos a tener un montón de bebés y los vamos a llamar Yoshimi, Forest, Magdalene). La idea es terminar el álbum de la manera más tonta y divertida, con una nota positiva. Quería que sonara caótica, tan distorsionada que no se distinga nada. La grabamos en directo en un estudio de Wandsworth y lo pasamos muy bien metiendo dos baterías a todo trapo. Está inspirada en Flaming Lips. El último estado de ánimo del disco es una Bea muy extraña. Y creo que es mi favorita”.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments