Biosphere – Angel’s Flight

Hace un par de semanas se estrenaba Angel’s Flight (AD 93, 2021), el nuevo trabajo del veterano productor de ambient Biosphere. Algún avance de este nuevo LP a finales de 2020 ya hacía presagiar que podía ser un álbum notable, y en efecto, esta nueva referencia no solo cumple con las expectativas, sino que es uno de los trabajos más interesantes que ha publicado en los últimos años. Si el pasado curso fue un año marcado por la copiosa remesa de música ambiental, además de la calidad de la misma, este 2021 ha empezado con el regreso de veteranos del género como el productor noruego. Un largo que como ya ha aplicado Biosphere en otras piezas, se pasea por pasajes de aire clasicista. De hecho, está inspirado en el Cuarteto de cuerda de Beethoven número 14. Una obra que te inmiscuye en atmósferas de tono inquietante en los primeros compases pero que luego va desplegando esa gran interpretación que hace de uno de los mayores compositores de la música clásica.

Después de esa primera sección más oscura, ‘Angel’s Flight‘ se va abriendo poco a poco hacia una ambientación de inspiración más clasicista y no tan constreñida. Ejemplo es ‘In the Ballroom‘, con líneas de viento que le dan más color a ese primer tercio oscuro. A partir de ahí, el álbum adopta un cuerpo sonoro mucho más rico, siempre dentro de esa parte contemplativa, pero mostrando más aristas que le otorgan a este nuevo LP un indudable valor. Las diferentes frecuencias tonales que muestra en ‘As Weird as the Elfin Lights‘, seguida de esa preciosidad que da nombre al álbum y que fue ese prometedor adelanto —con sublimes y muy bien ejecutadas secciones de viento dentro del engranaje de capas— o la nostálgica y emocionante ‘As Pale as a Pearl‘ explican simple y llanamente por qué Biosphere es un clásico. Un maestro del ambient actual que después de treinta años sigue emocionando y poniendo los pelos de punta. Al igual que Basinski y su obligado Lamentations (Temporary Residence, 2020), es un rasgo distintivo de veteranos como ellos que tras tantos años a las espaldas todavía muestren una inspiración que aunque se pueda resentir en uno u otro lanzamiento, acaban volviendo a sorprender. A este respecto, la propia obra de Biosphere los últimos años muestra una gran ambivalencia, y este flamante disco explora más que nunca composiciones clásicas.

Frente a muchos trabajos nuevos y productores que se lanzan al ambient con la propuesta ortodoxa —y sobre todo cómoda— de estirar la línea ambiental y jugar con su tonalidad, Geir Jenssen, también habitual de las grabaciones de campo, imparte cátedra en la parte final de este Angel’s Flight a base de estas piezas de siglos pasados, con una talentosa emulación de nueva música clásica como ‘Faith and Reverence‘ o la profundidad de violoncelos de ‘Remote and Distant‘. Un maravilloso atracón de sinfonías para culminar un álbum que empieza con la oscuridad a la que retrotrae la actualidad, y que acaba con la luz y la lucidez de las composiciones clásicas. Un recurso que puede parecer sencillo pero que puede caer fácilmente en el uso por el uso, introduciéndolo con calzador porque puede ser efectista. Pero Biosphere juega en otra liga, y ese cierre híbrido entre la bruma y la instrumentación de cámara intentando hacerse hueco en ‘The Clock and the Dial‘, con la pelea entre los claroscuros por imponerse, nos recuerdan por qué hay que atender siempre a las propuestas del artista nórdico. ¿Un presagio de otro excelso año de ambient? Puede. De momento Biosphere marca territorio. Qué final.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments