‘Checkpoints’: cuando no puedes sacarte un mindfuck hip-hop de la cabeza

By in Billy Woods, Hiding Places, Kevin Segal
0 0 0 No comments

Hiding Places, el disco de Billy Woods & Kevin Segal, está cogiendo forma como uno de los que más se me han metido en mi cabeza en este inicio de 2019. Lo ha hecho, además, a traición, por la espalda, apuñalándome cuando yo esperaba mandarlo a la mierda.

Pongámonos en situación: Billy Woods es un neoyorquino que lleva desde 2012 dando la chapa en el underground. Siempre en la orilla del abstract hip-hop, lo suyo a veces parece más spoken word que nada. Te detalla los versos de tal manera que a veces parece que ni necesitara la música y que haría de un relato de su lista de la compra algo experimental.

Kenny Segal viene de Los Ángeles y la parte sonora es cosa suya. Si a Billy no le hace falta música, Kenny no se imagina nada sin ella desde hace ya tiempo. Pero como sabe con quién se anda en este Hiding Places, bien parece que la ha construido de tal manera que en primera instancia pienses WTF. Y a partir de ahí te vaya calando los huesos.

Checkpoints’ (buscadla en vuestros lugares favoritos, que en YT no anda) es uno de los pilares fundamentales para entender todo esto: una canción que en tres minutos se ocupa de pasar del “qué puto infierno es esto” al “dios, quiero volver a escucharlo de nuevo ya mismo”. Un tema lleno de paranoias y lugares oscuros, del FBI escuchando a Martin Luther King en la habitación de al lado.

No surprise, the rich suggest you do more with less
Your revolution left the Niggerati unimpressed
Don’t wait, dig the pits
Purge the leadership, don’t hesitate
Ain’t no half-steppin’, step to ‘em like you know what it is

Parece que tarda en empezar. En realidad, te está avasallando desde el minuto 0.

Propietario. Clase extractiva. Desafección Total. Emperador del MEH. Publisher Webedia Tech/Locals (los @xataka, @motorpasion, @bebesymas y hasta @magnet_es). #Todomal salvo algunos vinos y algunos discos.