Anuncios

Code Orange — Forever

Deconstrucción a ritmo de martillo neumático.


Es cierto que ya estamos más que habituados a ese terreno interseccional entre los mundos del metal y el hardcore, el auténtico metalcore para algunos. Hasta podríamos hablar del estilo como algo ya propio de una década pasada, debido principalmente a las pocas bandas capaces de ofrecer algo realmente estimulante en un género aparentemente ya trillado. Aunque quizá lo único que le hacía falta al puzzle era darle un pequeño giro a las piezas como el que proponen Code Orange.

Tercer disco ya de este grupo que comenzó haciéndose llamar Code Orange Kids, un disco que algunos denominan como el más apropiado para ser la confirmación de un grupo. Tras el buen sabor de boca que dejó I Am King (Deathwish, 2014), la banda de Pittsburgh continúa la estela de aquel álbum y la deja aún más lejos. Los ingredientes de Forever (Roadrunner, 2017) son similares, pero el plato está mejor elaborado, lo que aumenta la percepción y la valía de una banda así.

Code Orange apuestan por deconstruir y deformar el concepto que tenemos de lo que es el metalcore, disociando las partes que lo componen, dejando hueco para incorporar elementos de metal extremo y sludge, y ofreciendo un resultado contundente capaz de romperte los esquemas. El nivel de las canciones de Forever, además de la variedad de matices que presentan, es el factor definitivo para rendirse a la propuesta del cuarteto, actualmente de las más estimulantes para un género como el metalcore.

7,3/10

Anuncios